Enrique Cavazos Solís / Agencia Reforma

CAROLINA DEL SUR, Estados Unidos.- La espera terminó y los motores de los autos stock más veloces del mundo volvieron a rugir en la NASCAR, siendo Kevin Harvick el vencedor de una carrera por demás nostálgica.

Cumpliendo los protocolos sanitarios requeridos previamente para evitar la propagación del COVID-19, la NASCAR regresó sin mayores altercados a sus actividades este domingo.

Y es que la “The Real Heroes 400”, en Darlington, sin público, aparte de representar el regreso de la categoría, terminará siendo enmarcada como la victoria número 50 en la trayectoria de este piloto.

El regiomontano Daniel Suárez logró superar lugares y finalizó en la posición 25, luego de largar en el sitio 37.

El joven William Byron ganó la primera etapa de la carrera aprovechando un contacto de Jimmie Johnson que lo sacó momentáneamente de la contienda, mientras que la segunda fase se la llevó Brad Keselowski.

La siguiente fecha se llevará a cabo el próximo miércoles, en Charlotte.