Silvia Guerra

El tiempo de vacacionar está por terminar, los niños están por regresar a la escuela. Esto de estar de vacaciones es tan relajante y despreocupado, todos estamos tan acostumbrados a estar tan a gusto, que nos negamos a aceptar nuestro “terrible futuro”… ¡Volver a la vida normal!

Desgraciadamente todo tiene su comienzo y su final, y las vacaciones están por terminar pronto. Lo mejor de todo es que tuviste tiempo de convivir con tu familia, organizar tus pendientes, dormir y descansar; pero sobre todo, fue un excelente espacio para recargar pilas y ponerte el “chip” de actitud positive.

Viene nuevamente la organización de horarios, libros, uniformes, clases extra-curriculares, etc. y es mejor que lo comiences a hacer con tiempo y de buena gana, porque es algo a lo que no se le puede sacar la vuelta.

Recuerdo con agrado cuando yo estaba en primaria o secundaria, el hecho de que mi mama me llevara de “compra de útiles” me emocionaba muchísimo. Era mi oportunidad de escoger los lápices que más me gustaban, las libretas de moda, plumas de colores, puntillas nuevas. Hacía mis etiquetas para los libros y útiles lo más creativo posible, para que todo mi material se viera “¡padrísimo!”

Dejando atrás las vacaciones y si te pones a pensar, el comenzar nuevamente con actividades con la actitud adecuada, te da la oportunidad de emocionarte por recomenzar retos y experiencias nuevas. Te pones a planear y a soñar en lo que lograrás al final de estos nuevos retos, lo que hace que inicies con más ilusión lo que hay por hacer.

Sí es importante que para iniciar algo, tengamos una meta fija de lo que queremos lograr. El hacer esto, además de darte foco, hace que al lograr tus metas a corto plazo, sientas un impulse aún mayor por seguir adelante. Recuerda que el soñar con lograr grandes cosas y estructurar un plan para lograrlo, es lo que te lleva al éxito.

¡Feliz regreso a tu emocionante realidad! =o)

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx