Ante todo pronóstico, el equipo de Borussia Dortmund se clasificó para la final de la UEFA Champions League por tercera ocasión en su historia, luego de vencer en sus dos partidos de la serie al PSG, que seguirá con la maldición de no poder levantar la ‘orejona’ a pesar de su inversión multimillonaria a través de los años.

 En el partido de ida, el Borussia Dortmund había derrotado al cuadro francés por un marcador mínimo de 1-0, por lo que muchos apostaban a que el PSG se iba a hacer fuerte en casa y le iba a dar vuelta a la serie; sin embargo, los alemanes demostraron su garra y en ninguno de los dos partidos permitieron siquiera un gol de los parisinos.

 En el encuentro de ayer, celebrado en París, el partido estuvo bastante cerrado durante la primera mitad, al grado de que solo se tuvieron un par de acciones de peligro que no terminaron en gol. La más clara fue un disparo de Adeyemi en el área que atajó muy bien Donnarumma.

 En el segundo tiempo, el PSG se fue con todo al ataque y rápidamente tuvieron su primera oportunidad con un tiro de Zaire-Emery que pegó en el poste; para mala fortuna de los franceses, al minuto 50 el Borussia Dortmund abrió la lata con un gol de cabeza de Mats Hummels en un tiro de esquina, exhibiendo nuevamente la nula salida del portero italiano.

 Al estar en mayor desventaja, el PSG atacó aún más y esta vez Nuno Mendes y Vitinha también se dieron confianza al disparar al arco desde media distancia, pero una vez más el poste les dijo que no. Otro que estuvo cerca de marcar fue Marquinhos de cabeza, pero no pudo finiquitar.

 Todavía en los últimos minutos, Mbappé tuvo otro poste que demostró que esta no era la noche para el PSG, aunque el mérito fue completamente del muro alemán que evitó a toda costa la remontada del cuadro de Luis Enrique. Con un triunfo de 1-0 y 2-0 en el global, el Borussia Dortmund avanzó a la final de la Champions que se jugará el 1 de junio en Wembley, recordando que la última vez que llegaron a esta instancia fue en el 2013, también en Wembley, cuando perdieron ante el Bayern Múnich.