Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX.- Russell Westbrook, recuperado de COVID-19, ya bota el balón en la burbuja de la NBA.
El estelar guardia de los Rockets de Houston, quien reveló hace 10 días que no se presentó a Orlando por haber dado positivo al nuevo coronavirus, llegó ayer a Florida e incluso entrenó con los texanos.
“Traté de estar en casa siendo productivo, no pude entrenar en la duela, pero traté de estar bien en cuestión de acondicionamiento”, dijo Russell.
James Harden y Westbrook son las dos estrellas de Rockets y ninguno llegó a tiempo cuando la franquicia se internó en la burbuja. Ahora, el coach Mike D’Antoni ya cuenta con todas sus piezas.
“Estamos hablando de un atleta, y está bien, lo veo bien”, dijo el entrenador.