CDMX.- Cuando le confirmaron que Rápidos y Furiosos 9 tendrá una gala en el próximo Festival de Cine de Cannes, decisión que causó revuelo mundial, Vin Diesel pensó que el círculo se había completado.
Mente maestra de la multimillonaria franquicia que partió como una historia de carreras callejeras de autos y se convirtió en una trama de acción de proporción global, el actor y productor, de 53 años, tiene, aunque sorprenda, historia previa con el certamen francés.
Mucho, mucho antes de ser reconocido por el personaje de Dominic Toretto, el californiano criado en Nueva York empezó con un cortometraje semiautobiográfico que fue seleccionado en Cannes en 1995.
“El hecho de que, 26 años después, Rápidos y Furiosos 9 vaya a Cannes (en julio) me hace estallar la cabeza”, admite la superestrella en entrevista. (Mario Abner Colina/Agencia Reforma)