BOGOTÁ, Colombia.- Sofía Vergara no lo disimula: está feliz de volver a Colombia por la puerta grande.
Tras una carrera consolidada en Estados Unidos, regresa a sus raíces con la serie «Griselda», que se estrenará el 25 de enero en Netflix. En esta producción, Vergara interpreta a Griselda Blanco, conocida como «La Madrina», fundadora del cartel de Medellín. La serie marca un cambio significativo en su trayectoria, mostrando una faceta distinta de su talento.
Vergara, conocida por su papel en «Modern Family», llegó emocionada a la ciudad, llorando al ver un anuncio de bienvenida y hasta bailando vallenato en las calles.
Durante una entrevista con Grupo Reforma, Vergara reflexionó sobre la transformación de su carrera con este papel. Admitió que inicialmente desconocía a Griselda Blanco, a pesar de haber crecido en Colombia durante la época del narcotráfico. Blanco, apodada «La Viuda Negra», emergió en los años 70 como una poderosa narcotraficante en Nueva York y Miami, conocida por sus métodos violentos y su enfrentamiento con otros líderes del narcotráfico.
La actriz confesó que interpretar a Blanco fue un desafío emocional y físico, especialmente después de años de trabajar en un ambiente cómico. Destacó la dificultad de actuar en español y enfrentar escenas dramáticas, lo que afectó su estado emocional durante las primeras semanas de rodaje.
Al concluir, Vergara consideró su papel en «Griselda» como un premio a su carrera, destacando la oportunidad de trabajar con el director Andrés Baiz y un talentoso elenco latinoamericano. La serie representa para ella la culminación de un trabajo excepcional en Hollywood, describiéndolo como «la tormenta perfecta». (Hugo Lazcano/Agencia Reforma)