CDMX.- Después de trabajar con grandes del cine como Anthony Quinn, Arturo Ripstein y Carlos Enrique Taboada, Lucía Méndez se alejó más de 20 años del cine, pues sostiene que prefirió no actuar antes que interpretar un papel con el que no conectara.
El viernes pasado, la también cantante finalizó el rodaje de Killer Babes, que marca su regresó a la gran pantalla en una película que resalta el poder de las mujeres, donde ella es inspiración para tres amigas que buscan salir de matrimonios violentos.
«Es una actuación especial muy importante, es el hilo conector con todas en un momento dado. Soy como el ejemplo de toda la trama. Mariloli es una sicópata, pero una muy especial», contó la protagonista de El Desconocido.
Itatí Cantoral, Patricia Manterola y Alicia Machado interpretan a las amigas que, cansadas del maltrato de sus esposos y por la sospecha de una infidelidad, planean matarlos.
Para las protagonistas, el filme es un ejemplo de unidad entre mujeres, lo que consideran clave para derrumbar el patriarcado, al cual conocen porque ha marcado sus carreras.

APUNTA A HOLLYWOOD

Los 50 años de trayectoria no han llevado a «La Diva de la Televisión» a dejar de buscar oportunidades. Su nueva ilusión es actuar en Hollywood, por lo que ya busca agentes que le consigan castings el próximo año.
«(Quiero) un papel de primera actriz, no me importa que sea alcohólica, no me importa que sea lo que sea, pero que me dé la oportunidad de tener un desenvolvimiento histriónico. En este momento están amando a los latinos, el público mexicano es el mero mero petatero en Hollywood. Hay papeles, como Eugenio Derbez. Busco de mi edad, siempre hay papeles», afirmó. (Mauricio Ángel/ Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!