CDMX.- Dicen que no hay plazo que no se cumpla y con Dulce María así sucedió. Luego de tres años de espera, su cuarto disco, Origen, se estrenó la semana pasada.
La mexicana recuerda que, cuando inició su carrera en el canto, su objetivo era lanzar temas compuestos por ella. Sin embargo, la vida le dio un giro de 360 grados cuando se unió a la telenovela Rebelde y a la agrupación RBD.
«En los grupos musicales cantas canciones de alguien más, te dicen cómo vestirte. En general era hacer lo que la industria y el proyecto pide. Está increíble y disfruto mucho, es parte de mi carrera, pero en 2018 tenía la inquietud de sacar mis composiciones», dijo Dulce María en entrevista.
Agregó que había lanzado tres discos como solista junto a su disquera y que aún le faltaba uno más, pero que, por mientras, quería expresarse de forma más personal.
«Al hacer un disco ahorita con una discográfica tienes que buscar que esté de moda o que tenga ciertas características que embonen con lo que está funcionando y yo quería un material donde no tuviera esa presión», expresó.
Pero al tomar la decisión de independizarse se involucró en una batalla legal, la cual terminó en 2020.
«Por eso el nombre del disco Origen, porque justo regreso a mis raíces», compartió sobre el álbum, del cual parte de las ganancias serán donadas a comunidades indígenas.
La pandemia retrasó los planes de publicación del material, pero la cantante no se arrepiente de nada, ya que el año pasado recibió a su primogénita, María Paula. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)