CDMX.- Un buzón escondido en una antigua calle de Nueva York, un misterioso abogado que es una mezcla entre el detective Sherlock Holmes y el cazador de monstruos Abraham Van Helsing y una joven agente del FBI que atraviesa por una crisis son los ingredientes principales de “Los Seres Huecos”, primera entrega de una nueva serie de libros del cineasta mexicano Guillermo del Toro y el novelista estadounidense Chuck Hogan.
Se trata del regreso del dúo creativo que hizo posible, publicada entre 2009 y 2011 y que se convirtió en una exitosa serie de televisión, de cuatro temporadas, que se transmitió de 2014 a 2017.
La historia ocurre en el presente y, en vez de presentarnos la lucha de la humanidad contra los vampiros, como en la colaboración anterior entre Del Toro y Hogan (la trilogía de novelas “The Strain”), ahora se adentra en el mundo de las posesiones demoniacas y la lucha por mantener a raya a los Seres Huecos, entidades malvadas que han asolado a la Tierra durante milenios poseyendo los cuerpos de personas para convertirlas en lo que los criminólogos definen como asesinos frenéticos.
La protagonista del libro es una agente novata del FBI, Odessa Hardwicke, quien, mientras está en una misión que parece de rutina, termina persiguiendo junto con su pareja policial, el veterano Walter Leppo, a uno de esos asesinos hasta acorralarlo en su casa.
Escrita en tono de thriller policiaco, la primera entrega (“Las Cintas de Blackwood vol. 1”) de lo que se presume será una trilogía tiene un ritmo acelerado que la convierten en una lectura entretenida y, en varios momentos, incluso emocionante.
“Los Seres Huecos”, libro que fue publicado en inglés el 4 de agosto pasado, llegará a México en su versión en español el viernes 20 de noviembre. (Alex Castillo/Agencia Reforma)