César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Ciudad de México deberá regresar la próxima semana a la “alerta máxima” o rojo, del semáforo de riesgo epidemiológico por Covid-19, después de dos semanas en color naranja.
Por primera vez, en el “Informe semanal de evaluación de riesgo epidémico COVID-19”, la Secretaría de Salud propone abiertamente el uso de cubrebocas.
“Se deben implementar medidas de adopción inmediata y medidas básicas de prevención: lavado frecuente de manos, sana distancia y uso de cubreboca”, se recomienda.
Para la semana 32, que comprende del 3 al 9 de agosto, tres retrocedieron del color naranja a rojo, entre ellas Durango y Michoacán, la capital del País.
En tanto, cuatro entidades “mejoraron” y se les propuso pasar de rojo a naranja: Guanajuato, Oaxaca, Querétaro y Quintana Roo.
Otros 15 estados están en nivel de riesgo alto (naranja) y 17 en riesgo máximo (rojo).