Registrar escrituras es un calvario: EMJ

El Registro Público de la Propiedad enfrenta un “cuello de botella” ante el rezago persistente de trámites por falta de criterios y protocolos, que impiden la ágil inscripción de una escritura, señaló el abogado, Jesús Eduardo Martín Jáuregui.

Se han generado problemas logísticos, que están presionando la carga de trabajo, en medio de determinaciones de carácter técnico de manera errónea, cuando deben resolverse desde el criterio jurídico, consideró.

La creación de un sistema de citas ha generado mayor lentitud, porque los propios usuarios están generando citas como apartado, lo cual satura la atención, cuando debería atenderse oportunamente a todos por igual.

En afán de tener una atención más rápida hay notarios que están apartando citas, e incluso la atención de un gran número de trámites en asuntos como Infonavit  generan que todo el personal se concentre en una sola tarea, dejando sin avance el resto de los asuntos.

Agregó que la creación de un servicio de atención “urgente” está provocando que haya mayor presión para desahogar estos casos, porque el hecho de que se pague mayor recurso por esta vía, no lo hace más ágil, lamentó.

Expuso que el gremio de notarios como principales usuarios del Registro Público de la Propiedad ha buscado un acercamiento con las autoridades para facilitar la tramitología, con diferentes propuestas.

Lamentó que el “hackeo”, ocurrido durante la pasada administración no se ha logrado superar, por lo cual no es posible que se pueda obtener un registro de una escritura en una semana, ya que se hacen constantes ajustes y devoluciones de los trámites, con cuestiones que implican alargar procesos hasta por un periodo de un mes.