Silvia Olvera
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-El desabasto de medicamentos en el sistema de salud público, aunado al retraso en entregas de insumos para su producción, está propiciado un desabasto intermitente en las farmacias del País, aunque no generalizado, y que al paso de algunos días se resuelve, expuso Juan de Villafranca, director de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos.
Cadenas como Farmacias del Ahorro, y otras en el País, han pegado desplegados en los que avisan de la escasez de ciertos medicamentos y vitaminas.
Pero De Villafranca precisó que eso sucede por algunos días o semanas, en ciertos sitios donde de repente se eleva la demanda de algunos fármacos en particular.
Al respecto, Arturo Manríquez, director general de la Asociación Nacional de Distribuidores y Laboratorios de Medicamentos Genéricos, explicó que hay medicinas que escasean también porque el proveedor de China ha tenido dificultades logísticas.
Pero a diferencia del sector público, aclaró, los medicamentos vuelven a surtirse en cuestión de días en los anaqueles de las farmacias y es el mensaje que buscan dar a la población, incluso recientemente también lo hicieron a través de desplegados.
“Queremos mandar una señal a la población que en el mercado privado el desabasto puede llegar a ser extraordinario y por algunas situaciones muy concretas, por ejemplo, que algunas materias primas que vienen de China tuvieron dificultades logísticas o su producción no fue suficiente”.
El objetivo, dijo, es que cuando haya escasez de algún producto en particular en alguna región, la gente en el País no vaya a la farmacia a querer comprarlo, aunque en ese momento no lo necesite, pues puede generar un desabasto que altere la demanda.

Gastan más
La escasez que hay en el sector público está propiciando que las personas gasten más en medicamento.
“Lo que ha estado pasando es que hay un incremento en el costo del bolsillo de la gente que no recibe el medicamento en el sector salud, porque si usted requiere un medicamento para algún familiar, no le queda más que irse a la farmacia”, señaló De Villafranca.
Enrique Martínez, director del Instituto Farmacéutico, refirió que el mayor desembolso ya se vio reflejado en la última Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares, del Inegi, que reveló que en el 2020 el rubro gasto en medicinas fue de 1.6 por ciento, cuando en el 2018 fue cercano a 0.8 por ciento.
“Aumentó el gasto en medicamentos, eso es evidente, que lo que no se alcanza a cubrir por el sistema de salud público, la población trató de resolverlo en el mercado privado”, añadió.
“Me parece relevante el gasto que hicieron los hogares como nunca antes visto, por lo menos en estas estadística de ingreso-gasto”.