Ernesto Sarabia
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Producto Interno Bruto del País (PIB) presentó un desplome en todo 2020 de 8.46 por ciento, su peor resultado desde la Gran Depresión, muestran cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Dicha cifra está prácticamente en línea con la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto Trimestral, la cual se divulgó el 29 de enero pasado.

Por esto, el año pasado, el PIB mexicano sumó su segundo revés en fila (en 2019 cedió 0.05 por ciento) en medio de las medidas de confinamiento y distanciamiento social para controlar la propagación del Covid-19.

A nivel de actividades, las secundarias sufrieron el peor comportamiento en 2020, al hundirse 10.20 por ciento, tras una baja de 1.69 por ciento en el año inmediato anterior.

Entre los principales componentes de las actividades secundarias, la industria de la construcción encabezó los declives del año pasado, con 17.42 por ciento, seguida por las industrias manufactureras, con 10.34 por ciento.

La generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final observó una reducción de 5.13 por ciento y la minería de 1.15 por ciento.

Con base en la información del Instituto, se tiene que el PIB de las actividades terciarias o de servicios dejó atrás un lapso de 10 años con incrementos en fila, al contraerse 7.85 por ciento en 2020.

De los 15 principales grupos de actividad que confirman las actividades terciarias, 13 reportaron descensos el año pasado, destacando servicios de esparcimiento culturales y deportivos, y otros servicios recreativos, con 54.21 por ciento.

Los servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas se contrajeron 43.73 por ciento en 2020, al tiempo que transportes, correos y almacenamiento disminuyó 20.83 por ciento.

En contraste, el PIB de las actividades legislativas, gubernamentales, de impartición de justicia y de organismos internacionales y extraterritoriales presentó un avance de 2.26 por ciento y el de servicios de salud y de asistencia social de 1.71 por ciento.

A diferencia de las actividades secundarias y terciarias, las primarias lograron un crecimiento de 1.96 por ciento en 2020 y de este modo llegaron a 10 años con aumentos consecutivos.

Por otro lado, sólo de octubre a diciembre pasado, el PIB observó un avance de 3.26 por ciento, ligeramente por arriba de 3.08 por ciento de la estimación oportuna.

No obstante, la variación estuvo lejos de la tasa récord de 12.40 por ciento del tercer trimestre del año anterior, una cifra precedida por el descalabro trimestral sin precedentes de 16.82 por ciento del segundo trimestre por las restricciones para contener el coronavirus.

En el último trimestre del año anterior, las actividades secundarias crecieron 3.86 por ciento, las terciarias 3.20 por ciento y las primarias se redujeron 2.39 por ciento.