Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Al 27 de mayo de 2021, la recaudación de impuestos ascendió a 1.55 billones de pesos, un crecimiento real de cero por ciento respecto al mismo periodo de 2020, según cifras preliminares del Servicio de Administración Tributaria (SAT).
El Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) fue el gravamen con el mayor retroceso al acumular 185 mil millones de pesos, o una caída de 7.7 por ciento.
Asimismo, el Impuesto Sobre la Renta (ISR) acumuló 844 mil millones de pesos, una contracción de 0.9 por ciento real frente a mayo de 2020.
Por su parte, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) tuvo un crecimiento de 6.2 por ciento, al acumular 477 mil millones de pesos.
De igual forma, el Impuestos al Comercio Exterior (ICE) logró un incremento de 8.7 por ciento, tras registrar 26 mil millones de pesos.
Por el lado de los Accesorios hubo una caída de 24 por ciento, con 19 mil millones de pesos, y una caída de 5.2 por ciento de otros impuestos, que acumularon 5.7 mil millones de pesos.
El SAT destacó que la disminución en la recaudación más significativa se identifica en el IEPS petrolero, particularmente en combustibles, principalmente por el contrabando, así como por el estímulo fiscal para evitar que se eleve el precio de los combustibles.
Ayer la Secretaría de Hacienda también presentó su informe mensual de finanzas públicas y detalló los resultados para el ejercicio del gasto.
Luego de dos meses consecutivos de crecimiento, el gasto programable del sector público registró una caída de 3.6 por ciento anual en abril, al acumular 335 mil millones de pesos, según el Informe de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
En enero el gasto programable había comenzado sin crecimiento real frente a enero de 2020, pero en febrero se registró un aumento de 30.6 por ciento y en marzo otro de 13.8 por ciento.
El retroceso del gasto en abril se debió a una contracción en las erogaciones de los Ramos Administrativos o dependencias del Gobierno federal en 15.9 por ciento, al acumular 88 mil millones de pesos. En total, 17 dependencias de 25 dependencias tuvieron reducciones en su gasto programable.
La dependencia con la mayor contracción fue Trabajo y Previsión Social que en abril gastó 297 millones de pesos, 90 por ciento menos que en el mismo mes de 2020.
Le sigue la Secretaría de Economía con un gasto de 378 millones de pesos, 84 por ciento menos que en 2020, y Seguridad Pública y Protección Ciudadana con 2 mil 864 millones, una reducción del 56 por ciento real.
Entre las dependencias que aumentaron su gasto destacan la Secretaría de Cultura con 3 mil 194 millones de pesos, es decir un aumento de 308 por ciento. Asimismo, Turismo gastó 590 millones, un incremento de 191 por ciento.