Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde que inició la pandemia de SARS-CoV-2, el país está en el momento más bajo de la transmisión, señaló Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión de la UNAM para Covid-19.
«México está en el momento más bajo de toda la epidemia y Europa está en el momento más alto. Estamos en dos momentos completamente distintos. En Europa están con récord de casos diarios y aquí estamos con el número más bajo de casos desde que empezó la epidemia», explicó.
De acuerdo con el especialista, el que la Ciudad de México, motor de la epidemia, esté en los niveles más bajos de contagio ayuda a todo el País, aunque no se debe perder de vista que la aceleración de la variante Ómicron es fuerte y se contagia muy rápido.
«En la semana 49 (finales de noviembre) del año pasado había 70 mil 800 casos (en la CDMX), mientras que en la 49 de este año hay 13 mil», dimensionó.
Asimismo, agregó, se debe vigilar las epidemias locales para evitar que se salgan de control.
«La actividad está sucediendo en algunos estados, por lo que es incorrecto estar viendo la epidemia nacional», apuntó.
Entidades como, Baja California Sur, Baja California, Chihuahua, Sonora y Aguascalientes, donde la actividad epidémica por Covid-19 es alta o empieza a ascender, tienen que tener mucho mayor cuidado, consideró el académico.
«Que se meta Ómicron a esa dinámica epidémica ahí hay riesgo, porque si está habiendo muchos casos ahorita es porque está habiendo contagios y es porque está encontrando ahí el virus por donde entrar.
«En esas entidades debería incrementarse las medidas generales de cuidado y los mensajes a la población y la gente debe estar advertida y deben respetarse los aforos», afirmó.
El experto consideró que se deben prender las alertas en estas entidades especialmente en sus sitios de riesgo.
«Por ejemplo, la epidemia de Baja California Sur está en Los Cabos y la Paz; la de Sonora, probablemente está en Hermosillo. Cada estado ya sabe dónde están sus puntos delicados», explicó.
De acuerdo con el experto, Baja California lleva siete semanas con una epidemia relativamente fuerte e incluso ya pasó los niveles de las olas previas.
«Lleva como siete semanas con el número más alto de casos que no necesariamente son hospitalizaciones».
«Chihuahua estaría en su cuarta semana con actividad epidémica también alta parecida a la ola que tuvieron en abril; pero la mitad de fuerte de lo que tuvieron el año pasado en octubre», apuntó.

¡Participa con tu opinión!