Adrián Alejandro Vaquera Rodríguez, administrador de servicios al contribuyente del SAT, informó que la persona física que se encuentra en el Régimen de Actividades Empresariales y Profesionales, en el Régimen de Incorporación Fiscal, en el Régimen de Arrendamiento o en el de Actividades Agrícolas, Ganaderas, Pesqueras y Silvícolas podrá acceder al Régimen Simplificado de Confianza, a partir de 2022.
Para el sector primario de la economía, el principal beneficio del nuevo Régimen Simplificado de Confianza para las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras que tengan ingresos facturados y cobrados anuales menores a los 900 mil pesos, o bien 75 mil pesos al mes, estarán exentos de pago.
Aquellos que obtengan ingresos facturados y cobrados anuales entre 900 mil pesos (75 mil pesos al mes) y 3 millones 500 mil pesos (291 mil 600 pesos al mes) pagarán menos impuestos de los que pagan actualmente, detalló el funcionario.
El monto de pago al SAT será entre 1 y 2.5% de los ingresos facturados y cobrados. Los miembros de este sector que se incorporen al Régimen Simplificado de Confianza no tendrán que preocuparse por deducir aquellos gastos que su actual régimen les permite, pero sí obtendrán el máximo de beneficios como si lo hubieran hecho.
Comentó que el SAT brindará la declaración pre-llenada para realizar su pago y con ello no necesitarán de tercera persona especialista, (contador o despacho contable), para realizar su propia declaración. Actualmente, el sector primario está compuesto de 1 millón 700 mil contribuyentes personas físicas.
De este universo, 99.2% que es 1 millón 686 mil contribuyentes tienen ingresos anuales que no exceden los 900 mil pesos y solamente el 0.29%, (4,994 contribuyentes), obtienen ingresos facturados anuales superiores a 3 millones 500 mil pesos.
Agregó que en el Régimen Simplificado de Confianza se mantienen facilidades administrativas como la retención de 4% de ISR, dado que este régimen es independiente al esquema de sueldos y salarios. Asimismo, permanece la devolución del IEPS pagado en la adquisición de diésel, y tratándose de los gastos menores que no hayan sido facturados se compensan con las nuevas tasas previstas.

¡Participa con tu opinión!