Arturo Sotelo Rodríguez, secretario del Colegio de Ingenieros Geólogos, señaló que el anuncio hecho por autoridades locales, sobre un proyecto para rehabilitar el río San Pedro, debe ir más allá de lo estético, pues en este afluente existe un problema grave de contaminación, ya que existen 10 puntos de filtración por lo cuales las aguas negras se filtran hacia los mantos freáticos.

Subrayó que aproximadamente el 90% de los desechos urbanos e industriales producidos en la ciudad de Aguascalientes, incluidos aquellos de las industrias mineras, van a parar al cauce del río San Pedro.

Arturo Sotelo detalló que el cauce de este torrente está configurado en una dirección de norte a sur, igual que todas las fallas geológicas y fracturas que se han detectado en el estado; y añadió que cada vez que se mueven las fallas que se encuentran a lo largo de este río, se filtran contaminantes hacia los mantos freáticos.

Por lo anterior, señaló: “ahora que las autoridades locales han anunciado un proyecto para rehabilitar el río San Pedro, no sólo deben fijarse en la estética, sino también lo que se encuentra debajo de la superficie”.

Para finalizar, el secretario del Colegio de Ingenieros Geólogos hizo un llamado a las autoridades locales para que inviertan una pequeña parte del presupuesto que se destinará al proyecto de rehabilitación del río San Pedro, en tapar las fallas con los depósitos arcillosos de este afluente; “donde está la línea de falla, abrir una zanja a tres metros de profundidad, y ya cuando esté completamente descubierta la falla, rellenar todo ese hueco con arcilla, y con eso se evita la filtración”.