Los meses de espera para volver a ver a Necaxa terminaron ayer por la noche, cuando los Rayos saltaron al campo para visitar a los Bravos de Juárez y hacer su debut en el Clausura 2022. Pablo Guede mandó de inicio a Luis Ángel Malagón, Agustín Oliveros, Luis Quintana, Brian García, Alonso Escoboza, Fernando González, Dieter Villalpando, Alejandro Zendejas, Alan Medina, Ángelo Araos y Rodrigo Aguirre.
Cuando apenas los equipos se acomodaban en la cancha, Brian García dejó sola la pradera derecha de la defensiva de los Rayos, por lo que Juárez agarró mal parados a los de Aguascalientes, ante la pésima reacción de Quintana, que se notó que todavía tiene las piernas pesadas de pretemporada; Gabriel Fernández se escapó y llegó a línea de fondo para meter centro que sólo necesitó la pierna de Diego Rolán para empujar la esférica y poner el primero de los Bravos, quienes, en tan sólo un minuto, ya ganaban el encuentro.
Como era de esperarse, la ventaja tempranera causó que Juárez se fuera atrás, defendiendo esa diferencia que consiguieron en el amanecer del partido. Necaxa, por más que intentó, no logró tener la pelota, en un juego muy peleado en media cancha. Ni Zendejas ni Villalpando lograban tener el control de la pelota. Fue hasta la recta final del primer tiempo cuando los Rayos generaron peligro en el arco rival. La primera fue de Ángelo Araos, quien, tras una buena jugada de Brian García, pegó un remate poderoso en el primer palo, el cual, tras un desvío, terminó en el travesaño; minutos más tarde, el mismo Araos tendría una segunda chance en mano a mano con Hugo González que el arquero se llevó con una buena reacción con la pierna. La primera mitad terminó con un remate de cabeza de Rodrigo Aguirre que Hugo controló fácilmente.
El complemento arrancó de forma intensa y, en un centro desde la derecha, Alejandro Zendejas ganó la posición aventándose de paloma para meter cabezazo que, con un desvío, se metió en el arco visitante en lo que era el empate. La alegría le duró poco a Necaxa, que prácticamente en la siguiente jugada vio cómo Malagón arrolló sin sentido a Rolán en un penal clarísimo. Por si fuera poco, el arquero de Necaxa le dijo de todo a Luis Santander, árbitro del encuentro, y, tras un intercambio de palabras, fue expulsado por reclamos, dejando a los Rayos con uno menos.
Tras casi ocho minutos entre las discusiones y reclamos, el penal por fin se cobró. Rolán lo ejecutó cruzado y Edgar Hernández, que entró de cambio, logró atajarlo, de modo que la pelota pegó en el poste y terminó justo en las pierna de Rolán, que remató sin arquero, poniendo a Juárez arriba. Con la desventaja tanto en la pizarra como en jugadores, los Rayos intentaron mantenerse a un gol de distancia, cosa que lograron gracias a una enorme atajada de Hernández sobre Jaime Gómez, que remató casi dentro del área, al 77′. Pablo Guede intentó aprovechar los últimos minutos buscando la reacción y mandó a Miguel Pedroza, que hizo su debut en Primera División, y a Nico Castillo, que debutó con Necaxa. Un tiro lejano de Oliveros, un par de centros y un tiro libre de Castillo fueron las únicas aproximaciones de Necaxa, que no pudo responder, cayendo 2-1 en su primer encuentro del torneo.
El equipo local tendrá mucho que mejorar, al no tener una claridad durante su presentación, y tendrá que hacerlo rápido, ya que el próximo viernes recibe a Monterrey, en lo que será el debut en el Estadio Victoria ante un duro rival; por lo pronto, el inicio se dio con el pie izquierdo.

¡Participa con tu opinión!