Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador y la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, difieren sobre las causas de los feminicidios en México.
Ayer, al ser cuestionado sobre si las causas de un homicidio son las mismas que las de un feminicidio, el Mandatario dijo que sí.
«En general sí, porque ha habido mucha desintegración en las familias, mucha pérdida de valores», expresó en su conferencia de prensa matutina.
López Obrador dijo que la violencia contra las mujeres desde luego tiene que ver con el machismo, pero también con las condiciones de pobreza, marginación y desigualdad en lo económico y social.
Posteriormente, en la misma conferencia, Sánchez Cordero sostuvo que las causas de un homicidio violento y un feminicidio no son las mismas.
«Las causas del feminicidio concretamente no son las mismas de un homicidio violento en contra de una mujer por otras razones», sostuvo ante el Presidente.
La Secretaria advirtió que el machismo mata, destruye la vida de las mujeres y limita el desarrollo de México.
Además, a pregunta expresa, Sánchez Cordero reprobó las expresiones del Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, de que «las mujeres no desaparecen, se van con el novio».
«Totalmente en contra de que se recriminalice a las mujeres y menos por algún tipo de funcionario», subrayó.
«Este tipo de manifestaciones y de expresiones a nada pueden abonar para ir caminando en un cambio de mentalidad y en un cambio también de actitud y reeducación», agregó.