Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras la muerte del Coordinador de la Guarda Nacional (GN) en Zacatecas, José Silvestre Urzúa, durante un enfrentamiento el jueves con grupos criminales, un batallón del Ejército (unos 600 efectivos) fue enviado a esa entidad para reforzar la seguridad y buscar a los agresores del mando, informaron fuentes militares.
Los elementos de refuerzo pertenecen a las Unidades de Fusileros Paracaidistas, Fuerzas Especiales e Infantería, añadieron.
Estos efectivos serán desplegados en el territorio zacatecano, casi con los límites de Aguascalientes y San Luis Potosí, incluido el municipio de Pinos, al oriente de la entidad, donde el jueves cayó muerto Urzúa tras un enfrentamiento con criminales.
El ataque de grupos del crimen contra elementos de seguridad ocurrió en las comunidades de Pedregoso, Jaltomate y El Carmen, en el municipio de Pinos, colindantes con el municipio zacatecano de Loreto, y a 20 kilómetros de la frontera con San Luis Potosí.
De acuerdo con reportes locales, Urzúa murió en un hospital luego de ser trasladado en un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública para recibir atención médica de urgencia.
La refriega en la que murió el General dejó, además, tres guardias nacionales y dos agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía de Zacatecas heridos. También se reportó la muerte de por lo menos cinco presuntos delincuentes.
Se trata del primer mando de ese rango caído en lo que va de la actual Administración.
En conferencia mañanera, ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el incremento de la presencia de del Ejército en Zacatecas, entidad gobernada por el morenista David Monreal que atraviesa por una racha de violencia derivada de una pugna entre dos grupos de la delincuencia organizada.
El despliegue militar fue instruido desde el jueves, a fin de garantizar la seguridad de la población aledaña al municipio de Pinos.
«Ya hay movilización de elementos del Ejército desde ayer (jueves), con muchos elementos que se están movilizando hacia la zona para enfrentar a esta banda (de la cual no dio nombre)», dijo el mandatario federal en su conferencia.
«Dimos las instrucciones para que se llevara a cabo esta movilización y, sobre todo, la atención a heridos y a los familiares», indicó.
Los efectivos enviados a la entidad se suman a los mil 215 elementos del Ejército que se encuentran en Zacatecas, además de los 2 mil 9 de la Guardia Nacional.
Según reportes locales, las Fuerzas Armadas comenzaron a llegar la noche del jueves al Aeropuerto Internacional de Calera.
En distintas etapas en esta Administración, Zacatecas ha sido reforzada en su seguridad, no obstante, la violencia prevalece.
Los municipios de Fresnillo, Valparaíso, Calera, Zacatecas y Jerez, son los más azotados por los homicidios.