Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador pidiera cuidar la integridad del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, la Guardia Nacional reforzó ayer la seguridad en el exterior del hospital donde el ex funcionario convalece por una anemia.
Hasta el lunes, sólo dos patrullas de la Guardia Nacional con dos efectivos en cada una, fueron vistas a las afueras del nosocomio ubicado en la Colonia Fuentes del Pedregal, al sur de la Ciudad de de México.
Ayer, otras dos patrullas se sumaron a la vigilancia, las cuales fueron observadas en la parte trasera del hospital, donde se encuentra la salida de vehículos de los visitantes.
Además, el número de guardias se incrementó a entre 10 y 12, quienes también realizaron patrullajes a pie en la periferia del nosocomio.
En el interior, unos ocho elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) realizaron recorridos en los ambulatorios.
Otros seis elementos fueron asignados a la vigilancia permanente en el cuarto donde es atendido Lozoya, quien ayer cumplió cinco días en el hospital tras su extradición de España.
Los agentes de investigación concentraron la seguridad en sus recorridos a pie en la zona donde convergen el Centro de Especialidades Quirúrgicas, Urgencias y Especialidades.