Ante la inseguridad que persiste en los alrededores del plantel del CBTIS 39, las autoridades de la escuela implementaron rondines con el apoyo de una empresa de seguridad privada, así como de la Policía Municipal, a fin de resguardar la integridad de los estudiantes, destacó la directora María Soledad Franco Orozco.
La titular del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios #39 “Leona Vicario”, indicó que a pesar de que el plantel está enclavado en un fraccionamiento de clase media, sí han tenido muchos asaltos en contra de los alumnos, toda vez que muchos se desplazan por algunas calles que sí son de alto riesgo, como es el caso de la calle Roma que da justo atrás de la gasolinera que está frente a dicha escuela.
Por lo anterior, dijo que en las horas pico, es decir, antes de las 7 de la mañana, antes de las 2 de la tarde y antes de las 9 de la noche, han implementado el desplazamiento de rondineros que tienen contratados, a través de una empresa de seguridad privada, para que estén al pendiente, además de contar también con el apoyo de los elementos de la Policía Municipal que constantemente dan sus recorridos de vigilancia.
Franco Orozco comentó que estas acciones han contribuido a disminuir un poco esta situación, sin embargo, todavía continúa el problema, sobre todo en los alumnos, por lo que lamentó que en muchas ocasiones éstos son muy distraídos al portar sus audífonos cuando van con el celular, lo que los hace ser presa fácil de un asalto. De ahí que a través de los programas federales, se les instruye sobre el cuidado que deben tener al transitar por todas partes, no sólo por la zona del propio CBTIS.
“Tuvimos el caso de un jovencito al que hirieron en la parada del camión, le perforaron su riñón, pero afortunadamente está a salvo y se reincorporó después de un semestre, porque sí tuvo una larga estancia en el hospital; por ello les damos a los alumnos muchísimas recomendaciones y vamos mejorando”, finalizó.