Debido a los hechos violentos que se han registrado en las últimas semanas en los municipios de Asientos, Tepezalá y El Llano, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado reforzó la vigilancia en los límites con el estado de Zacatecas.
El pasado lunes por la noche, los policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales y policías preventivos de Asientos, llevaron a cabo un operativo disuasivo en el que se realizaron revisiones aleatorias de vehículos y personas sospechosas.
Se hicieron patrullajes de vigilancia en los poblados de El Salitre, San Rafael de Ocampo, El Novillo y Pilotos, además de terracerías y brechas que comunican con el estado de Zacatecas, a fin de detectar vehículos o personas relacionadas con actividades delictivas.