Grupo Reforma
Agencia Reforma

El Presidente Andrés Manuel López Obrador llegó este mediodía a la Expo Feria del Sur (Expofer) en Chetumal, donde dará el banderazo de salida de la construcción del Tren Maya en los tramos Chetumal-Escárcega y Chetumal-Cancún, a cargo del Ejército.

El Presidente reiteró que la controvertida obra, rechazada por ambientalistas y otros activistas, estará en funcionamiento en diciembre de 2023.

«Va estar en diciembre del año próximo», declaró a reporteros locales, que no lograron entrar al evento, privado por la veda electoral.

Anoche, en Xpujil, Campeche, adonde acudió para supervisar otro tramo del Tren Maya, rechazó que esta obra magna, de mil 500 kilómetros y más de 140 mil millones de pesos, vaya a ser detenida.

«No, no (se detendrá), ya se instalaron los campamentos para que los (militares) que construyeron el Aeropuerto Felipe Ángeles construyan este tramo», dijo el Presidente según una transmisión en video .

En Xpujil también aseguró a ciudadanos que lo esperaban que ya han sido asignados mil millones de pesos para la rehabilitación del acueducto López Mateos-Xpujil, a cargo de ingenieros militares.

«No va a faltar ya el agua en Xpujil», aseguró.

López Obrador llegó a Chetumal en helicópteros militares.

El jueves, el tabasqueño informó que había enviado a 80 ingenieros militares para la construcción del Aeropuerto Internacional de Tulum y los tramos 6 y 7 del Tren Maya, los cuales se sumarían a los 75 que ya estaban ahí.

¡Participa con tu opinión!