Para la segunda parte de este año y previo al último de su gestión, el gobernador Martín Orozco Sandoval tiene previsto hacer un reajuste en el presupuesto para el estado, y será principalmente para destinar más recursos a temas de salud y equipamiento de seguridad pública, principalmente.

A pregunta expresa comentó que el reajuste en el presupuesto será para dar cobertura a algunas de las “pequeñas necesidades” que surgen en el transcurso del año, pero que se han podido solventar con los ahorros que se han logrado en la administración estatal.

Mencionó que el Fondo de Estabilización del estado, ha permitido mover más recurso durante el año, y esto se debe en gran medida a que, aun con las necesidades por el tema de la salud, se ha logrado tener ahorros, y esto en gran medida se debe a la buena administración y transparencia en el manejo y uso de los recursos.

El Fondo de Estabilización, dijo, ha sido de mucha utilidad ante las necesidades emergentes, y el ahorro que se ha llegado a tener es significativo, de ahí que tan sólo “durante los dos primeros años se metieron dos mil millones de pesos”.

Para el caso de Aguascalientes, es un recurso que siempre ha sido la salvación para las necesidades del estado, y ha sido posible por la transparencia con que se maneja el recurso.

Orozco Sandoval determinó que de ese recurso producto del reajuste por rubros, poco se utilizará para infraestructura, pues es un tema que al menos en lo que resta del año se anunciarán menos inversiones, dado que los proyectos principales ya están en curso, pero sí destinará un recurso para el tema de salud y el equipamiento de seguridad, “queremos dejar más equipado”.

Estimó que ese fondo cerrará al término de su administración con unos 600 millones de pesos, al menos es el plan, pero con los recursos propiciados por los ahorros, serán ejecutados este año en rubros que puedan ser realizados de manera pronta y de ser posible, también destinar una parte como adelanto al pago de la deuda.