Natalia Vitela Paredes 
Agencia Reforma

CDMX.- Desde que se implementó el etiquetado frontal de alimentos mexicano, muchas compañías han reformulado sus productos con menos sodio y quitaron grasas trans, aseguró Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública.

“En unas cuantas semanas ya muchas compañías reformularon y le bajaron el sodio. En semanas estamos viendo beneficios del nuevo etiquetado frontal.

“Muchas compañías ya le bajaron el sodio a su cereal; quitaron grasas trans; los estamos monitoreando”.

Advirtió que según las encuestas nacionales que evalúan la dieta en todo el País, se ha encontrado que el principal determinante de los altos consumos de grasa, azúcar y sal son los alimentos ultraprocesados.

Dijo que las bebidas azucaradas en el País causan más de 40 mil muertes anuales.

Así que el etiquetado frontal tiene que ser un primer paso para reducir las enfermedades crónicas en el País.

Indicó que el etiquetado sirve para evaluar de manera rápida la calidad de los productos y es ser entendido por la mayor parte de la población.

Aseguró que el etiquetado frontal es claro y permite hacer elecciones más saludables de productos.

Afirmó que no se busca satanizar a los productos, sino proporcionar orientación sobre la calidad de los productos.

Dijo que existen más de 20 estudios que sustentan el etiquetado frontal.