Tras la reciente reforma a la Ley que Regula las Acciones de los Agentes Inmobiliarios del Estado de Aguascalientes, se tendrán los lineamientos jurídicos que permitan incentivar, regular y profesionalizar al sector de las bienes raíces, para que el servicio que presten sea de calidad en cuanto a lo que se ofrece a los clientes y el impulso que dan como promotores de este giro terciario de la economía local.
Sucede que en México “son incontables los casos de compradores y arrendatarios que caen en las redes de supuestos agentes que, en aras de obtener dinero de forma deshonesta, cometen robo, abuso de confianza, estafa, fraude o delitos contra la honestidad”, según se indica en los considerandos planteados por la Comisión de Desarrollo Económico al presentar la iniciativa aprobada, en busca de prevenir esos delitos.
Así pues, en adelante, al momento de prestar sus servicios, todo agente inmobiliario deberá basar su actuación en los principios de celeridad, competencia, diligencia, eficacia, eficiencia, excelencia profesional, honestidad, honradez, humanismo, orden, profesionalismo y respeto.

DATOS ALENTADORES. Previo a la aprobación de la reforma a esta Ley, los legisladores locales tomaron en consideración que, Aguascalientes se encuentra entre los primeros cinco estados del país que más han sobresalido por su creciente actividad económica, según datos del INEGI. Y si bien, a nivel nacional el sector inmobiliario ha registrado un crecimiento lento, en Aguascalientes, de 2018 a la actualidad se ha mantenido un comportamiento favorable y crecimiento estable.