Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió a Manuel Bartlett y aseguró que hasta los empresarios se beneficiarán con su iniciativa de reforma eléctrica, cuyo contenido central es el retorno al monopolio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

«Por eso es la reforma eléctrica, para garantizar que no aumenten los precios de la luz. ¿Y quiénes se benefician? Todos, los empresarios», señaló.

«Pregúntale sobre el precio de la energía eléctrica y qué opinan ellos, no la cúpula, estoy hablando de una empresa, yo creo que es la más importante mexicana que se dedica a la producción de acero y consumen muchísima energía eléctrica, ellos incluso a un cliente de la Comision Federal de Electricidad, entonces les va a ayudar a los empresarios, no va a ir, no haríamos nada que nos afecte a la producción, no haríamos nada que signifique cerrar empresa», declaró más tarde.

En conferencia matutina también provocó a priistas: «¿van a defender a Iberdrola? ¿Ya no se acuerdan de López Mateos? ¿Son legisladores o empleados?»

«No le podemos dar a Pemex el mismo trato que se le da a Shell, no se le puede dar el mismo trato a la CFE que se le da a Iberdrola ¿cómo? si Pemex y la CFE son empresas de los mexicanos y no tiene fines se lucro», dijo.

«La anterior reforma energética se hizo para favorecer a las grandes empresas, la nueva iniciativa lo que busca es que no haya estos privilegios para que de pague lo justo».

El Mandatario federal cuestionó que nuevamente que un Oxxo pague menos que un hogar e insistió en que la anterior reforma energética se hizo para favorecer a las grandes empresas y, al respecto de la discusión de su iniciativa, dijo a legisladores que «no es amenaza», pero que cada quién asumirá su responsabilidad.

«Le digo a los legisladores, no es amenaza y mucho menos advertencia, nada más que no va haber a anonimato, aquí hay que dar la cara todos, no somos tapaderas, aquí cada quien va asumir su responsabilidad», señaló.

Y, tras proponer al Congreso prohibir la entrega de nuevas concesiones a privados para la explotación del litio, el jefe del Ejecutivo reiteró que el mineral es estratégico.

«En la iniciativa va lo del litio, puede ser que les moleste más lo del litio que lo de la reforma eléctrica, los conozco, nadie dice nada del litio, pero es un mineral estratégico, sin ese mineral en manos de la nación no podríamos desarrollarlo, no podemos permitir que saqueen y se lleven el litio», agregó.

La iniciativa presidencial significa el retroceso en la participación privada en la generación y distribución de energía abierta desde hace tres décadas.

Con el planteamiento de López Obrador, los permisos de generación otorgados y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado serán cancelados, así como las diversas figuras de generación privada y las solicitudes pendientes de resolución.

La iniciativa califica de ilegales los permisos de autoabastecimiento y no serán reconocidos por la CFE.