La Reforma Laboral en materia de outsourcing, aprobada recientemente, y en la que se estipulan cambios importantes para las empresas dedicadas a la subcontratación, ha generado ya algunos inconvenientes, como complicaciones y retrasos en el cumplimiento en materia fiscal que imposibilita a estas unidades de negocio a obtener su registro ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

El presidente de la Comisión Laboral de la Coparmex, Juventino de la Torre, detalló que las primeras disposiciones -que tienen como objetivo frenar el abuso laboral, la evasión de impuestos y pronto entrarán en vigor- ya han generado, en el último mes, una pérdida de empleos en la entidad, aunado a las complicaciones económicas derivadas de la pandemia.

Explicó que, actualmente, las empresas de outsourcing tienen que cumplir cabalmente con una serie de requisitos que les permitan poder tener acceso al Registro Público de Empresas de Subcontratación (REPSE), en el cual deberán de cumplir con la cuota al Seguro Social, Infonavit y pago de impuestos como IVA e ISR.

Sin embargo, debido a que para algunas empresas regularizar su situación resultará complejo, podrían estar en riesgo cientos de empleos de personas contratadas por terceros.  El especialista en materia laboral detalló que, tan sólo de mayo a junio, Aguascalientes tuvo una contracción en el número de empleos generados ante el IMSS, equivalente a 0.45%, al perderse un total de 1,732 empleos.  De esa manera, la entidad alcanzó los 302 mil 706 empleos formales registrados ante el Seguro Social.

 

“La pandemia sigue afectando y el tema de la subcontratación ya comenzó a traer consecuencia porque ya no quieren estar inscritas o no pueden inscribirse a las nuevas disposiciones. Ahora, tendrán mayores obligaciones y habrá muchas empresas que no le quieran entrar, pago de prestaciones laborales, impuestos y demás…”  Juventino de la Torre, Coparmex