Han concluido los comicios del año 2022 y en Aguascalientes, María Teresa Jiménez Esquivel será la próxima gobernadora tras obtener cerca de 249,464 votos que representaron el 53.7691% de la votación según cifras publicadas al día de la elaboración del presente texto por el PREP del Instituto Estatal Electoral del Estado de Aguascalientes.

Tras observar la cantidad de votos obtenidos por la candidata de la Alianza VA POR AGUASCALIENTES (PAN-PRI-PRD), resulta importante comparar la votación frente al segundo lugar obtenido por el Partido MORENA con 155,531 votos que representaron el 33.5229%. Para poder obtener algunas conclusiones interesantes, resulta fundamental tener en consideración que 463,954 aguascalentenses acudieron a votar; siendo entonces representada una participación ciudadana del 45.9929%.

Considero que en Aguascalientes se debe de aplaudir el esfuerzo de la ciudadanía por evitar que la “transformación” o mejor dicho, la inercia del país a nivel federal llegue a gobernar con ocurrencias; sin embargo, resulta alarmante ver que la ciudadanía de igual manera pareciera cada día estar más decepcionada de la oferta política y eso se ve reflejado en el alarmante número de una baja participación política.

Tras el apabullante triunfo, Aguascalientes puede distinguirse a nivel nacional por obtener la mayor diferencia posible entre el Partido MORENA y los partidos de oposición; sin embargo, esto no es ni será suficiente si analizamos que la “oposición” conformada por el PRI, PAN y PRD, únicamente logró concretar victorias en los Estados de Durango y Aguascalientes. Siendo que, en el grueso del país MORENA continúa creciendo y expandiendo el poderío con más y más gubernaturas.

Si queremos analizar el trabajo de las dirigencias nacionales del PRI y del PAN; se debe de comprender fríamente que Aguascalientes y Durango poco representan para una elección Presidencial y que la hoy todavía débil oposición tiene una gran tarea por hacer frente al próximo proceso electoral del 2023 en el que se elegirán gobernantes para el Estado de México y el Estado de Coahuila (los dos grandes bastiones priistas) y que además representará la antesala del proceso electoral presidencial para el 2024.

En lo local, no cabe la menor duda de que la ciudadanía eligió a María Teresa Jiménez Esquivel, a quien habrá que desearle todo lo mejor, para que Aguascalientes continúe por la senda de progreso en la que ha transitado durante los últimos años. Será momento de observar sus movimientos y estar al pendiente del trabajo que realizará en estos tres meses de preparación para la entrega-recepción en la que esperamos pueda rodearse de los mejores y más aptos perfiles sin importar colores o compromisos políticos.

Esperando comentar más en próximas semanas sobre este arduo trabajo que apenas iniciará por parte de la gobernadora electa, agradezco el favor de su lectura y les deseo un excelente fin de semana.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com

Twitter: @davidrrr

 

¡Participa con tu opinión!