Muchas veces estamos en desconocimiento de cuándo se refinancia un crédito hipotecario, se busca obtener uno nuevo para pagar el préstamo actual y mejorar las circunstancias que poseía el anterior.

Por lo tanto, en este apartado hablaremos sobre el refinanciamiento hipotecario y la consolidación de deuda en México, así que te invitamos a continuar con nosotros y conocer más del tema.

Refinanciamiento hipotecario

Decimos que el refinanciamiento hipotecario significa cancelar un préstamo existente y reemplazarlo por uno nuevo, es decir, es la mejora del crédito.

Por ende, se puede efectuar una refinanciación de un crédito hipotecario fácil, ya que la mayoría de las personas lo acuerdan sin evaluar con antelación todas las opciones de financiamiento con otras instituciones financieras.

Beneficios

Podemos decir que los beneficios para el refinanciamiento hipotecario son los mencionados a continuación:

  1. Adquirir una tasa de interés más baja.
  2. Disminuir el plazo de su hipoteca.
  3. Cambiar una hipoteca de tasa variable a una fija, o viceversa.
  4. Aprovechar el valor acumulado de la vivienda para recaudar fondos y hacer frente a una emergencia financiera.

Tipos de refinanciación que existen

Se puede mencionar que para refinanciar un préstamo en México, tenemos distintas alternativas.

Así mismo, las tres alternativas de refinanciación hipotecario que pueden existir son:

  1. Reunificación: es considerada la unión de varios créditos en uno único.
  2. Novación: es el cambio de condiciones con nuestro propio banco.
  3. Subrogación: es cuando se realiza el cambio de entidad para obtener mejores condiciones.

Consolidación de deuda

Por consiguiente, la consolidación de la deuda es el proceso de unificar varias deudas de tarjetas de crédito o préstamos con intereses altos y otras facturas en un solo pago mensual.

Así mismo, las soluciones de consolidación de deuda pueden disminuir la tasa de interés, lo que permitirá hacer ahorrar dinero en intereses, reducir pagos mensuales y cancelar deudas más rápido, lo que es beneficioso.

Por ende, si tenemos que pagar varios préstamos con intereses altos y las mensualidades se están volviendo abrumadoras rápidamente, una excelente decisión es cancelarlos todos de una vez con la adquisición de un nuevo crédito con mejores condiciones a las que tienen los anticipos. Es decir, una de las opción de ayuda para consolidar deuda comúnmente utilizada es el refinanciamiento de hipoteca.

Cómo funciona la consolidación de deuda

Decimos que existen muchas maneras diferentes para consolidar la deuda de tarjetas de crédito, es decir, el método que se elija depende realmente del puntaje de solvencia y las preferencias personales.

En consecuencia, no importa qué opción se elija, el proceso de consolidación funciona de la misma manera, en lugar de varios pagos de la deuda cada mes, un solo pago por el cual preocuparse es suficiente, su objetivo siempre debe ser conseguir que la tasa de interés sea lo más baja posible.

Así mismo, estos refinanciamientos los podemos conocer como streamline o sin sobrantes, pero lo más recomendables es refinanciar con sobrante para consolidar o cancelar otras deudas, de manera que se obtenga un pago mensual más bajo o conveniente de acuerdo a sus posibilidades.