Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX.- El mexicano Mauricio Sulaimán fue reelecto ayer de forma unánime por un periodo de cuatro años (2020-24) al frente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en el arranque de la 58 Convención del organismo, misma que se realiza por primera ocasión de manera virtual por la pandemia del COVID-19.
El dirigente tomó el cargo de manera extraordinaria el 11 de febrero de 2014 tras la muerte de su padre y ahora tiene asegurado estar al frente, por lo menos, una década.
“Cuando mi padre falleció hace seis años, mi familia encontró en la comunidad del boxeo, en la familia del CMB, consuelo, hombros en donde recargarse. El mundo del boxeo fue el que nos mantuvo en un modo distinto. En vez de llorar y estar tristes, sentimos cada segundo que era una celebración de la vida de José Sulaimán.
“Yo nunca planeé ser el presidente del CMB. Era una sensación el servir junto a mi padre, seguir con su legado y el trabajo que él siempre había hecho. Estuve encantado de trabajar con él, pero cuando mi padre falleció, la manera en que la comunidad del boxeo me adoptó hizo una gran diferencia”, comentó Sulaimán.
El directivo adelantó que, para luchar contra los estragos económicos causados por la pandemia, el organismo creará un comité para rescatar el pugilismo en México, mismo que sería comandado por el empresario Carlos Bremer.
“Vamos a crear un fondo para poder apoyar a los gimnasios, a esos boxeadores de 4 y 6 rounds que tiene tanta necesidad de tener actividad y no han podido pelear en estos tiempos”, agregó Sulaimán.