Staff
Agencia Reforma

LONDRES, Inglaterra.- Un nuevo estudio realizado en Reino Unido confirmó que las vacunas contra el coronavirus desarrolladas por Pfizer-BioNTech y AstraZeneca reducen significativamente el riesgo de contagio desde la primera dosis.

El análisis, a cargo de la Oficina Nacional de Estadísticas y la Universidad de Oxford, fue realizado a partir de los test del virus hechos a 370 mil personas entre diciembre pasado y abril en el país británico.

Los científicos destacaron que, tres semanas después de que esas personas recibieron la primera inyección de cualquiera de los dos fármacos, las tasas de infección cayeron en un 65 por ciento.

Entre los que recibieron la segunda dosis de Pfizer el porcentaje llegó al 90 por ciento, pero no se pudo hacer el mismo cálculo con la de AstraZeneca debido a que pocos recibieron la segunda dosis en el periodo analizado.

Las dos vacunas mostraron, además, que son efectivas ante la variante británica (B117), que es más contagiosa, y, según el estudio, no había diferencias en la efectividad de ambos fármacos.

“La protección ante nuevas infecciones obtenida de una sola dosis apoya la decisión de ampliar a 12 semanas el tiempo entre la primera y la segunda dosis para contar con una amplia protección y reducir las hospitalizaciones y las muertes”, señaló Koen Pouwels, del Departamento de Salud Pública de Nuffield, Oxford.