El Obispo de la Diócesis de Aguascalientes, Juan Espinoza Jiménez encabezó la VII Asamblea Diocesana de Pastoral, en la que se presentó un análisis de fortalezas y debilidades, como una radiografía de la Iglesia Católica en la entidad.

Advirtió que las amenazas que enfrenta el catolicismo son: el uso inadecuado de redes sociales e internet, ideologías actuales, secularismo, así como un entorno de violencia, divorcio, educación deficiente y adicciones.

Señaló que el crecimiento demográfico y la situación sociocultural adversa, ha rebasado la capacidad diocesana, ante el crecimiento en cotos y nuevas colonias.

El pastor de la Iglesia Católica enfatizó que el catolicismo cuenta con fortalezas a través de estructuras pastorales sólidas, un gran número de agentes pastorales, un alto número de población católica y un proceso de planificación  pastoral.

La fortaleza de la Iglesia en el estado debe aprovechar el uso de las redes sociales a favor de la formación religiosa, establecer nuevos lazos de colaboración con instancia no eclesiales para atender desafíos, aprovechar la ubicación geográfica y facilidad de comunicación en la Diócesis, destacó el obispo.

Espinoza Jiménez expuso que las debilidades que deben enfrentarse son la falta de procesos de formación integral, un alto clericalismo e incluso algunos agentes de Pastoral, que muestran apatía, resistencia y falta de compromiso, además de fortalecer los carismas y sacramentos.

Anticipó que este diagnostico implica continuar un trabajo en común de la comunidad religiosa para construir el V Plan Diocesano de Pastoral de la iglesia en la Diócesis.

En el diagnóstico, se manifestó que existe amplia promoción a políticas de prácticas anticonceptivas y pro abortivas, además de la disminución de la lactancia materna. Se manifestó que la pobreza laboral creció en los últimos años del 30 al 40% de la población.