De acuerdo con el Índice Estatal de Desempeño de Procuradurías y Fiscalías 2021, la Fiscalía General del Estado se posicionó en segundo lugar nacional en cuanto a mayor confianza ciudadana, con el 19.4%, solamente por detrás del estado de Nuevo León, que alcanzó el 19.6%.
Los resultados, en cuanto a la confianza para los ministerios públicos en la entidad, son los segundos mejores desde el 2016, cuando se alcanzó el 20.3%. En términos generales, para calcular la efectividad no se tomó en cuenta el archivo temporal como respuesta efectiva, considerándose únicamente el rezago, es decir, las investigaciones pendientes por concluir del año inmediato anterior. Ello implicó que la efectividad bajara del 19.4% en 2019 al 15.5% en 2020, situándose en el mismo nivel de 2017.
Teniendo en mente que, al corte del mismo periodo del año previo, la entidad se colocó en séptimo lugar en cuanto a confianza ciudadana ante la Fiscalía del Estado, al alcanzar incluso su nivel más bajo de aceptación desde que se tiene registro, con apenas el 9.1%, es destacable el nivel de confianza alcanzado en este año.
Dentro del IEDF, se considera como archivo temporal la respuesta efectiva, ya que se ha detectado un uso excesivo de este tipo de determinación, debido a que no cumple con la finalidad de los agentes del MP de esclarecer si hay delito que perseguir y si existe un probable responsable.
Para ello, se consideraron como respuestas efectivas las siguientes determinaciones, como no ejercicio de la acción penal, la abstención de investigar, criterios de oportunidad, así como incompetencia, acumulación, sobreseimiento y otras causas o decisiones de terminación, carpetas vinculadas a proceso y casos resueltos por justicia alternativa.
Por su parte, las fiscalías y procuradurías con niveles de confianza más bajos son la Ciudad de México, con el 4.2%, seguida de Puebla (6.2%), así como el Estado de México y Tlaxcala, con el 7.3 y 7.4%, respectivamente.

¡Participa con tu opinión!