Rolando Herrera
Agencia Reforma

TEPEAPULCO, Hidalgo.- Delincuentes dedicados al robo de combustible utilizan una técnica denominada “bypass” para trasvasar hidrocarburo a ductos en desuso, almacenarlo ahí y después extraerlo, informó Wblester Segura, subgerente de operaciones de Seguridad Física de Pemex.
El Teniente Coronel indicó que en Hidalgo llevan localizadas cuatro tomas clandestinas con esta técnica y también las han encontrado en Guanajuato.
En el caso de una toma mostrada ayer a la prensa, indicó que se calcula que el hidrocarburo trasvasado está a lo largo de siete kilómetros de un ducto que Pemex dejó de utilizar en 2012 y que está tendido de manera paralela a uno activo activo.
“Llevamos ahorita 293 mil litros de hidrocarburo recuperado y vamos a seguir trabajando en otros puntos de extracción”, apuntó.
La toma clandestina fue localizada el 29 de junio luego de que el sistema de monitoreo de Pemex detectara una baja de presión en ese tramo del ducto que corre de Tuxpan a Azcapotzalco.