De acuerdo a la Cámara Nacional del Comercio (Canaco), tardará años la recuperación de la economía local afectada severamente por la pandemia del COVID-19.

Su presidente Humberto Martínez Guerra, dijo que se han comenzado a registrar afectaciones sin precedente, que podrían ocasionar la pérdida de hasta 5 mil empleos formales tan sólo en el sector que representa.

El líder del comercio establecido precisó que a consecuencia de la alerta sanitaria y del cierre obligatorio de negocios no esenciales con la entrada en su momento de la Fase 3, se ha registrado una caída en ventas hasta del 80% en el comercio.

En algunos casos y cada vez más frecuente, negocios han tenido que bajar la cortina de manera definitiva, observándose locales desocupados en una imagen que será cada vez más constante. Martínez Guerra expuso que lo anterior provocará que se enfrente una economía de guerra, es decir, bajo condiciones muy apremiantes y en donde los micronegocios serán sin duda los más afectados poniendo en riesgo miles de empleos.

A pesar de que el sector comercial logró un crecimiento del 5% durante el año pasado, reconoció que será prácticamente imposible recuperar en seis meses las pérdidas que se van sumando día con día y de manera indefinida.

En consecuencia, el presidente de Canaco solicitó a las autoridades correspondientes reconsideren la posibilidad de que el comercio pueda abrir lo más pronto posible, adoptando con ello medidas de sanidad más intensas.

“La petición y exigencia de abrir los negocios no es únicamente de los propietarios, son los propios trabajadores quienes piden por favor regresar a trabajar. Urge volver a la normalidad lo más pronto posible, estimamos que están en riesgo entre 4 mil a 5 mil empleos”, concluyó.