CDMX.- Figuras como Héctor Suárez, Manuel “El Loco” Valdés, Óscar Chávez y Edith González tienen adonde llegar este Día de Muertos.
Por iniciativa del elenco de la obra El Marido Perfecto, tras bambalinas del Teatro de los Insurgentes se colocó un altar con flores de cempasúchil, veladoras y hasta un tequilita para recordar a los colegas que se adelantaron este y años anteriores, pero cuyos legados permanecen.
“Un escenario está lleno de fantasmas de los amigables, gente que ha pisado estas tablas hace muchos años. Así es la vida, rendirles un homenaje de recuerdo es lo más lindo que podrían hacer por cualquiera de nosotros cuando no estemos.
“Creo que lo más lindo es acordarse de esa gente con una sonrisa en la cara y con la satisfacción en el alma de haberlos conocido”, opinó Rodrigo Murray en entrevista antes de salir a función.
Pese a que durante el año han faltado grandes homenajes y celebraciones para figuras fallecidas debido a la pandemia, los histriones consideran que su labor es rendirles tributo todos los días.
“El homenaje está dentro de uno, en el ejemplo de ellos. ¿Para qué nos preocupamos por la forma si el fondo es lo auténtico y lo verdadero? Aquí está el gran Héctor Suárez, ´’El Loco’… Se acaba de ir Ricardo Blume, otro maestro”, señaló Jesús Ochoa.
Entre las enseñanzas de los colegas que se les adelantaron, los histriones destacaron una máxima: el show debe continuar. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)