Varias lecturas deja el reacomodo de piezas y la promesa que ahora sí el transporte urbano cumplirá los requisitos de orden, firmeza y responsabilidad que ofreció el Gobierno del Estado cuando eliminó a ATUSA. Con el arribo de nuevos jugadores, que sí conocen lo que es ser comprometidos y eficientes, se espera una etapa distinta a la que se ha vivido durante los últimos 80 años.

Tantas veces se ha ofrecido que habrá un cambio radical en el traslado colectivo que es preferible esperar los resultados y sobre esta base determinar si realmente hay un cambio o fue sólo de maquillaje.

De manera oficial no fue un fracaso el tan publicitado programa “YoVoy”, al calificarse lo que está por venir como “nueva etapa de modernización”, que incluye el ingreso de una firma nacional, que no viene a explorar ni a ver qué sale, sino a poner en práctica sus conocimientos, máxime que está de por medio su prestigio de casi nueve décadas en el servicio público federal.

De cumplirse las expectativas que se plantearon el jueves pasado, alrededor de 300 mil usuarios que diariamente utilizan este tipo de locomoción saldrán ganando, por lo que habrá que estar muy atentos al desempeño que tenga los “nuevos” urbanos.

Lo ideal sería que hubiera una competencia entre los transportistas que están y los que vengan y no que sólo se repartan las rutas, porque si no hay “pique” será más de lo mismo, en donde los usuarios tendrán sólo una opción.

Por el momento se tiene el ofrecimiento del gobernador Martín Orozco Sandoval, que con el nuevo esquema financiero habrá una modernización en la prestación del transporte colectivo urbano y se hace, según mencionó, por los daños económicos que ha dejado la pandemia al reducirse el número de usufructuarios y que se sumó al encarecimiento de los insumos y la resistencia de algunos empresarios del ramo para adecuarse al actual mercado.

Apremiado por las reiteradas protestas del público, se tomó la decisión de aceptar la participación de Autobuses del Oriente (ADO), que tiene un manejo de casi 10 mil unidades en el país y que viene a incorporarse al proyecto “YoVoy2”, esto es, será otro aunque con base en el anterior. La promesa que hace el mandatario es que “los empresarios locales del área serán fundamentales para consolidar el esquema”, por lo que deberán integrarse al programa en calidad de accionistas de un solo sistema de transporte, en otras palabras, estarán obligados a participar de acuerdo con lo se les indique o deberán ir con su camioncito por una vereda distinta.

Orozco Sandoval reiteró que hay dos objetivos, uno es conseguir una mejora palpable del servicio y otro que haya rentabilidad financiera para que los involucrados tengan mejores ganancias, aunque de entrada se comprometió a que no subirá la tarifa, lo que se hará “hasta que sean palpables los resultados”, por lo que en algún momento se dirá que ya hay una superación y entonces se autorizará el aumento, que seguramente tendrá lugar en los primeros meses de 2022 o después de la jornada electoral.

La empresa ADO no viene a explorar el mercado, puesto que lo tiene bastante conocido en otras partes del país, por lo que al convertirse en los accionistas de mayor experiencia llegará el día en que tendrán la primera y última palabra de lo que deba hacerse en los urbanos. Con el tiempo y un ganchito esto se verá antes de que concluya esta generación.

MEDIDAS EXTREMAS

Como siempre ocurre en México, hasta que otros países determinan qué hacer para cambiar o mejorar las reglas es cuando se hace, pero para entonces el daño ya está avanzado, es tanto como el que padece un mal que puede ser mortal, lo piensa dos o tres veces antes de ir al médico y cuando lo hace es porque ya es demasiado tarde.

Los jóvenes y muchos ya no tanto se rehúsan a que los vacunen contra el coronavirus, lo que ha empujado a los gobiernos de Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y otros países a considerar acciones terminantes, como exigir que para el ingreso a lugares de esparcimiento, principalmente bares, museos, espectáculos masivos, etc., deben presentar un documento que certifique ya estar vacunado, algo que también se pretende aplicar en México, sólo que aquí se enfrentan al rechazo de los propietarios de los negocios que no quieren pagar los platos rotos ante la incapacidad de las autoridades de salud para motivar a la población a que acuda a inmunizarse.

En Aguascalientes hay días en que se nota cierto interés entre los jóvenes, pero luego dejan de acudir a los centros de vacunación, lo que provoca una alerta general y no es para menos, al presentarse un incremento de casos positivos por COVID-19. El pasado 22 de julio fue el día en que hubo el mayor repunte de contagios, con 69 nuevos positivos, algo que no se presentaba desde el 18 de febrero, lo que denota el descuido que ha habido y que podría elevarse si continúa el rechazo de recibir la inyección.

Las autoridades estatales y del sector salud insisten en convocar a los aguascalentenses a que cumplan con esta obligación, que no sólo se beneficia a sí mismo sino que al hacerlo es a favor de sus allegados, porque si alguien resulta positivo es que ya contagió a otras personas y a su vez ellas a otras, lo que hace que se multiplique el peligro.

Por unas semanas no se han registrado fallecimientos relacionados con la pandemia, lo que hizo abrigar esperanzas que esto fuera la constante, sin embargo al crecer el número de contagiados existe el riesgo que vuelva a vivirse la tragedia de perder a un ser querido, algo que seguramente nadie espera, por lo que hay que cumplir con el deber de ser vacunado para estar seguro y todos los que lo rodean también lo estén.

¿A DÓNDE IRÁN LAS MULTAS?

El Ayuntamiento de Aguascalientes, a través de la Dirección de Movilidad, hizo alarde de rapidez y eficiencia en la primera semana, al aplicar 2 mil 035 sanciones económicas a los conductores “correlones”, con lo que espera reducir el número de accidentes que suceden en la ciudad.

La cuestión es saber en qué se va a emplear ese dinero, porque no son unos cuantos pesos ni moneditas de cincuenta centavos, no vaya a ser que salgan con las cuentas del gran capitán. En esta primera jornada fueron más de 10 millones de pesos los que deberán pagar los castigados por conducir a una velocidad no permitida, aunque aquí lo curioso es que se prohíba hacerlo en una avenida que está diseñada para cubrir las distancias en el menor tiempo posible y por eso eliminaron los semáforos, pero eso es harina de otro costal.

Según la otrora Dirección de Tránsito, comisionó a 10 ex “tamarindos” y dos motociclistas que, pistola de radar en mano y lista para medir la velocidad de los autos, se ubicaron principalmente en el segundo anillo, aunque en algún momento se trasladaron a otra avenida para cumplir esta tarea. Uno de los argumentos para llevar a cabo ese tipo de vigilancia es que se ha detectado que hay quien conduce a 130 kilómetros por hora, lo que refuerza el propósito de reiterar con esta campaña.

Asimismo, en lo que va del año se han multado a 24 mil 243 conductores en los tres anillos de circunvalación, de los cuales 13 mil 761 corresponden al segundo; 6 mil 464 al primero y 5 mil 018 al tercero. Asimismo, como mencionado en este y otros espacios, la autoridad municipal reconoce que el paso a desnivel por la calle Dr. Salvador Quezada Limón y avenida Aguascalientes se ha tornado demasiado peligroso al grado que de marzo de 2019, en que fue inaugurado, se tienen 38 accidentes, varios de ellos con pérdidas humanas y cuantiosos daños materiales, sin que se haga algo por llevar a cabo una investigación a fondo para definir el porqué hay tantos percances, en lo que se supondría que es un paso seguro.

SIN RETOQUE

Una costumbre de antigua data es presentar a los gobernantes como semidioses, por lo que todo lo que hacen es casi perfecto y siempre pensando por el bien de la sociedad. Si alguien se atreve a recriminarlos es considerado un enemigo y le caerá encima toda una jauría, dispuesta a defender el honor del jefe o la jefa.

Frente a ese tipo de actitudes hay encuestas serias que ponen a cada quien en su lugar, por lo que así como se reconoce que hay avances en algunas áreas, en otras queda mucho por hacer y es lo que refleja el reciente sondeo que presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del mes de junio, relacionado con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana.

De los asuntos que más inquietan a los habitantes del municipio de Aguascalientes está la inseguridad, en que uno de cada dos habitantes dijo que vive en la incertidumbre, mientras que la media nacional es de 67%, y en la región el índice más alto lo presenta Guadalajara, con el 85%.

En segundo lugar el mayor problema para los ciudadanos son los baches en calles y vialidades, el 77% estableció que este es uno de los asuntos que más perjudican, en tanto la media nacional es de 76%. Aunque se ha tratado de minimizar los miles de hoyos que hay en prácticamente todo el municipio, el que más se le acerca es Guanajuato con el 54%.

Como era de esperarse, el 80% de los aguascalentenses se quejó de fallas en el servicio de agua potable y fugas en la red, situación que es mayor a Guadalajara, Querétaro, San Luis Potosí y Guanajuato, que por cierto registró 44% de percepción negativa, en tanto la media nacional es del 58%.

En lo que se refiere al alumbrado público el 36% de los encuestados lo consideró deficiente, frente al 59% de la media nacional, mientras que en Guanajuato capital la inconformidad es del 71%.

Respecto a la delincuencia la media nacional es de 56% y aquí fue de 54% y a nivel regional San Luis Potosí y Guadalajara registraron 72%.

En términos realistas quedan a deber las dependencias de cada área, principalmente de seguridad, bacheo y delincuencia, que tal vez existan mejores condiciones en ciudades vecinas, pero lo que importa es que aquí se atienda con prontitud y autenticidad las denuncias ciudadanas y no que deban esperar días y hasta semanas para que lo resuelvan.

CERTEZA LABORAL

Aunque desde un principio se opusieron a la reforma al outsourcing, a final de cuentas los patrones que por años habían practicado ese esquema deben someterse a los cambios y darles la base a los trabajadores, o en su caso despedirlos, que es lo que han hecho los menos, aunque para el presidente de la comisión laboral de la Coparmex local, Juventino de la Torre, esto ya propició la pérdida de empleos en Aguascalientes, a lo que se suma la situación económica procedida de la pandemia.

Es un problema que ventiló desde hace varios años la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA), al considerar que bajo la figura de la subcontratación los obreros quedaban en el limbo, ya que el patrón real (el dueño de la empresa) se desatendía de la relación, al dejar todo en manos de quien manejaba la nómina, pero éste no cumplía lo que dispone la ley sobre salarios justos e inclusión en las prestaciones obligadas como el Seguro Social, Infonavit y SAR y lo peor de todo es que sin aviso alguno el pago de salarios cambiaba a otra firma, con lo que no había derecho de antigüedad y se evadía el pago de utilidades y aguinaldo, entre otras cuestiones.

Juventino de la Torre explicó que las primeras disposiciones tienen como objetivo frenar el abuso laboral y la evasión de impuestos, lo que en junio pasado dejó resultados negativos, como es la pérdida de empleos, aunque sin especificar el número de personas que quedaron cesantes.

Los cambios en la ley obligan a las empresas outsourcing o subcontratantes, estar en el Registro Público de Empresas de Subcontratación, debiendo cumplir con la cuota al Seguro Social, Infonavit, SAR y pago de impuestos como el IVA y el ISR.

De esta manera, las secretarías de Hacienda y del Trabajo buscan acabar con el paraíso en que por años estuvieron dichas empresas y que hoy se quejan de presiones y por ello amenazan con dejar en la calle a un número importante de trabajadores, pero lo cierto es que las firmas que desde un principio deberían de tener la relación laboral directa no van a desaparecer, sino que recontratarán los recursos humanos que necesiten, aunque ahora bajo un nueva relación obrero-patronal.