El Apertura 2021 se acerca al final de su fase de clasificación regular. Quedan pocos encuentros para conocer las posiciones definitivas de los clubes y su futuro en la fase final del torneo y cada choque es una final para muchos equipos. Por el momento, el América es el primer equipo que se ha asegurado la clasificación matemática dentro de los cuatro primeros, justo al superar los 30 puntos, lo que le garantiza un puesto en los cuartos de final. Con sus últimas tres victorias consecutivas -es el único que puede presumir de un registro como este-, solo le resta confirmar su sitio en lo más alto del podio.

Sus más inmediatos perseguidores, Atlas, Toluca y Monterrey, dependen de si mismos para recibir el pase directo a la recta final, pero sus últimos resultados demuestran una falta de constancia que deja abierta la puerta a que otros equipos accedan al grupo de los elegidos.

El pesimismo acecha a los seguirodres del Atlas, que solo ha conseguido una victoria en los últimos tres encuentros, mientras que la situación del Toluca, que se anota dos derrotas y un empate, y el Monterrey, con una racha de 0 puntos de los 9 en juego, mantiene la incertidumbre en el corazón de sus hinchadas.


FUENTE: Canal TUDN México – YouTube

Muy cerca están los Tigres, el Cruz Azul y el Leon. Ya saben lo que es estar empatados a puntos a las puertas del acceso al cuarteto de cabeza, pero la falta de eficacia por parte de sus goleadores les ha supuesto grandes dificultades para acumular victorias durante esta recta final. Sorprendente resulta el caso del actual pichici: aunque lejos de los máximos goleadores de la Liga MX, Jonathan Rodríguez es todo un killer del area con auténtico olfato. Sus más de 70 goles en cerca de 180 partidos disputados así lo acreditan. Dicho esto, y a pesar de su historial, parece no estar en sintonía con el fútbol que le ofrece su equipo, ya que no encuentra oportunidades para ayudar a sus compañeros y sumar tantos.

En la parte baja de la clasificación, Atlético de San Luis, Guadalajara, Mazatlán, Santos, Pachuca, Quétaro y Juárez libran una batalla campal por no quedarse directamente fuera de la fase final. Sus opciones de competir en el repechaje pasan por cometer pocos errores y no dejar escapar los puntos en juego, sobre todo aquellos que se disputan frente a rivales directos. Así, el Mazatlán-Guadalajara y el Santos-Atlético de San Luis de la última jornada de la temporada regular se convertirán en choques clave para decidir el desenlace en esta primera etapa del Apertura 2021.

El Apertura 2021 no pasará a la historia por haber ofrecido resultados abultados, quizá como consecuencia de un estilo de fútbol que apuesta por el trabajo defensivo en bloque, por un control de los tiempos que reduce el ritmo de transiciones en las delanteras. El juego parece haberse vuelto más horizontal, buscando el control en el toque, minimizando riesgos en las posesiones, en lugar de tratar de buscar espacios y romper las líneas del rival. Pocos equipos van a superar el gol por partido (el líder está mas cerca de la media de un tanto que de la de dos) y la diferencia entre goles a favor y en contra de la mayoría de las escuadras de la parte alta de la Liga MX no supera los diez puntos. En la parte media-baja, una diferencia de 3 goles en negativo puede suponer la diferencia entre estar en el ecuador de la tabla o en el extremo inferior; Puebla y Necaxa dan buena muestra de ello.

A pesar de todo lo anterior, el final del Apertura va a ser frenético. Muchos equipos se concentran en pocos puestos, hay mucho en juego y la igualdad parece ser la tónica que nos acampañará durante la última etapa de esta fase. Si la incertidumbre es la semilla de la emoción, entonces los últimos encuentros van a ser realmente emocionantes.

¡Participa con tu opinión!