Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los senadores Gustavo Madero y Damián Zepeda, así como Francisco Domínguez, ex Gobernador de Querétaro, censuraron ayer la actitud «derrotista» de Marko Cortés, líder nacional del PAN, que hace unos días dijo ante militantes que el blanquiazul sólo aspira a ganar una de las seis gubernaturas que se disputarán en 2022.
«Que ganemos Aguascalientes contundentemente, pero nos requerimos juntos. Y en este proceso de arranque de una elección que va para ratificación… Se los digo en casa: la única gubernatura que tenemos posibilidades reales de ganar, reales, auténticas, y bien ganadas, es ésta, no hay más», señaló el dirigente en una reunión con panistas de la entidad.
Agregó que serán muy complicados los comicios de Durango, Tamaulipas, Quintana Roo e Hidalgo. «Y Oaxaca qué les cuento», indicó.
Tras sostener que el PAN debe permitir que los ciudadanos participen en la elección de candidatos, Madero pronosticó que la oposición no podrá hacerse de la Presidencia de la República en 2024.
Integrante del grupo plural en la Cámara alta –aunque conserva su filiación panista–, Madero consideró que el mensaje de Cortés fue «una declaración terrible, totalmente desafortunada, que demuestra muchas cosas: demuestra lo débil que está el partido, la falta de compromiso para cambiar las cosas y hacer que el partido recupere la fortaleza y la confianza de los ciudadanos abriéndose».
«Pero el método principal para lograrlo es abrir las candidaturas, que los ciudadanos puedan participar y decidir quiénes son los candidatos, aunque Marko ha decidido seguir con el método cupular y la falta de estrategia ha alejado al partido de la confianza de los ciudadanos», indicó.
A juicio del ex dirigente panista, «a menos que pase algo grande y distinto, la próxima Presidencia no la va a ganar la oposición, pero soy optimista y se va a tener que provocar».
En tanto, Zepeda cuestionó por qué Cortés buscó dirigir por segunda ocasión al partido si tiene ese ánimo derrotista.
«Es una tristeza, la verdad. Esas declaraciones, en cualquier contexto, son inaceptables. Cómo es posible que la dirigencia, que debe ser la que motive y promueva todas las acciones para gobernar, se dé por derrotada un año antes de las elecciones.
«Si esa era su opinión y ánimo derrotista, entonces para qué buscar dirigir al partido por tres años más hace apenas unas semanas. ¿Gobernamos hoy cuatro de los seis estados que estarán en elección y dices que sólo vas a ganar uno? ¡Qué fracaso! Estoy realmente muy molesto con esa actitud derrotista», apunto.
En opinión del legislador, en esta coyuntura Acción Nacional «está completamente rebasado por la circunstancia actual de México».
El ex Gobernador queretano Francisco Domínguez también censuró el «entreguismo» del dirigente panista.
«La derrota anticipada es, en política, entreguismo. Las oposiciones son poderosas en el país. Hay más personas con nosotros que contra nosotros. @AcciónNacional debe sacudirse la mediocridad. Es el momento de una diálisis para darle talento, valentía y empatía», planteó Domínguez en Twitter.

¡Participa con tu opinión!