En un comunicado dado a conocer ayer, Nissan Mexicana notificó que en respuesta a las cambiantes condiciones de mercado principalmente en México y Estados Unidos, “ajustará los volúmenes de producción en sus plantas establecidas en Cuernavaca y Aguascalientes”. Por tal motivo, la firma automotriz informó que como parte de estos cambios “aproximadamente mil empleados cerrarán su proceso laboral con la empresa, en dichas plantas, a nivel nacional”.
En el documento, la compañía explica que se vio en la necesidad de tomar “esta difícil decisión dada la baja que ha sufrido la industria automotriz mexicana, resultado de diversos factores externos incluyendo incrementos en costos de materias primas, entre otros”.
A pesar de lo anterior, Nissan Mexicana confirmó su compromiso con nuestra entidad y con nuestro país “donde se han integrado inversiones por más de 5 mil millones de dólares en los últimos años y donde existe una operación de manufactura establecida a través de 4 plantas, 3 de ellas ubicadas en Aguascalientes”.
Del mismo modo, el corporativo detalló que “en este momento se encuentra evaluando el impacto total de este proceso en las plantas y tendrá la oportunidad de comunicar la implicación para cada una cuando tenga más información disponible”.