El recorte de personal en la planta automotriz COMPAS impacta al sector del transporte de personal, ante la reducción de traslados a trabajadores, señaló el presidente del Clúster de Transporte Logístico, Oscar Román Garay.
Tras esta decisión existe preocupación en el segmento de transporte industrial, tomando en consideración que se suspendió uno de los servicios que se proporcionaban, en los tres turnos bajo los cuales opera esta compañía, explicó.
La suspensión de este servicio implica una mayor brecha en la operación sobre el costo beneficio del servicio de traslado, a la espera de que se puedan habilitar más traslados en las unidades que quedan en pausa.
Se está a la espera de que ese personal pueda tener un reacomodo en otras plantas industriales en operación, con la finalidad de que haya una nueva demanda de este tipo de servicios.
Indicó que este proceso conlleva una gradualidad, para que otras industrias tengan la necesidad de contratar servicios de traslados de personal, aunque se tiene confianza en la gestión que anunciaron las autoridades estatales para el reacomodo de estos trabajadores.
Reiteró que hay preocupación por la disminución de los servicios, a la vez que se trabaja para que los empresarios del sector puedan salir adelante, sobre todo ante la promesa de que se ofrecerán otros espacios de desarrollo.
Román Garay enfatizó que de este proceso depende que las empresas de transporte de personal mantengan el mismo número de unidades, así como de su personal contratado.
El sector del transporte de personal ya se encuentra haciendo las gestiones para recuperar la contratación de servicios y también se cuenta con la gestión de las autoridades estatales para lograrlo, agregó.