Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las medidas de austeridad han pegado hasta en los programas de subsidios del Gobierno, pues en 2020 se recortaron los apoyos en 25 de los 41 programas que operan con este tipo de apoyos, de acuerdo con información de Transparencia Presupuestaria.
Según los datos, el gasto total en subsidios se recortó 11 por ciento frente a la meta anual, pues se destinaron 316 mil 171 millones de pesos.
Aunque hubo programas con recortes, otros tuvieron incrementos, lo que indica una reorientación de recursos más limitados para atender programas que más interesan a la administración.
Destacan recortes del 100 por ciento de los programas para Productividad y Competitividad Industrial y Desarrollo de la Industria de Software (PROSOFT) y la Innovación que contaban en conjunto con 292 millones de pesos.
Por el contrario, sólo 9 programas de subsidios tuvieron algún tipo de aumento.
Sobresale un incremento de 903 por ciento del Programa de Abasto Social de Leche a cargo de Liconsa que erogó 745 millones más de lo planeado y el programa de Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos que si bien creció en 22 por ciento, esto significa 980 millones adicionales a lo originalmente presupuestado.
Las decisiones sobre en dónde recortar y a dónde trasladar los recursos de los programas de Gobierno, reflejan las verdaderas prioridades políticas del Gobierno, afirmó Marco Cancino, director de Inteligencia Pública
Enrique Díaz-Infante, Especialista del Sector Financiero y Seguridad Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), coincidió que es difícil desligar el análisis de los recortes y apoyos fiscales del gobierno del tema electoral, más en este año de elecciones.