Sergio Cuevas Ávila

Cerca de 300 trabajadores fueron despedidos durante agosto de las distintas empresas del ramo de autopartes en Aguascalientes, sin contar los que hubo en Nissan, COMPAS y Jatco, que también prescindieron de personal, dadas las dificultades económicas que comienzan a presentar ante la crisis de semiconductores que no mejora, lo cual afecta la producción, reconoció el secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica, Rogelio Padilla de León.

Estableció que hoy en día se están dando despidos de trabajadores en el sector automotriz de la entidad, con los mínimos necesarios y aunque hay gente de más en algunas empresas, se trata de mantener la plantilla lo más posible. Sin embargo, dijo que hay empresas que no pueden más y empiezan a disminuir la plantilla paulatinamente. “Todo ello también nos está afectando y sobre todo observamos que si esto continúa, pues también los despidos pueden incrementar”.

Reconoció que hay empresas del sector donde ya empieza a hacer crisis la situación económica, porque no pueden seguir recurriendo a los créditos, otras más tienen una operación baja con poca gente, aunque los gastos ordinarios por los servicios de energía, transporte y comedor, les provoca problemas financieros un tanto fuertes, lo cual les preocupa porque si esto no mejora se va a seguir acudiendo a despidos de mayor volumen.

Comentó que en la actualidad la producción de las distintas empresas del ramo automotriz en la entidad oscila en un máximo del 60%, aunque a veces baja más, lo cual comienza a hacer crisis en algunas factorías, tal es el caso de Motodiesel Mexicana, donde los trabajadores llevan cinco meses en paro técnico. “Está muy deteriorada y con problemas financieros demasiado severos a grado tal que han tenido días en que no han trabajado absolutamente nada”.

Ante este panorama, dijo que para el mes de septiembre continuarán los paros técnicos en el sector cuando menos por siete a ocho días de manera parcial y escalonada y los trabajadores afectados sólo reciben su sueldo al 50%. “Ya tenemos trabajadores que están endeudados y desesperados porque el salario que reciben de manera ordinaria no les alcanza para solventar sus necesidades y lo más preocupante es que no se ve para cuándo termine esto”.

Finalmente, dijo que este año 2022 es de sobrevivencia para el sector automotriz local, por lo que esperan que los despidos se den en el menor volumen posible.