Ángel Charles
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-La búsqueda de personas desaparecidas sufrió un duro revés para el próximo año en Nuevo León.
En el presupuesto aprobado por los Diputados locales para el 2021, el Programa de Personas Desaparecidas y Atención a Víctimas y Derechos Humanos tuvo un recorte del 73 por ciento.
El programa, operado por la Comisión Local de Búsqueda de personas, apenas tendrá una asignación presupuestal de 702 mil 65 pesos.
Para este año, ese mismo programa tuvo un presupuesto de 2 millones 564 mil pesos, por lo que la caída será de un millón 862 mil 215 pesos.
Y por si fuera poco, los apoyos destinados a hijos de personas desaparecidas también tendrán menos presupuesto.
Según el paquete fiscal avalado, se contempla una partida de 2 millones 120 mil pesos para este programa, una caída del 47 por ciento respecto a los 4 millones de pesos que tuvieron en el 2020.
El gasto de la Comisión Local de Búsqueda también se vio reducido en un 11 por ciento para el siguiente año, con un presupuesto de 12 millones 794 mil 492 pesos, la mayoría para gasto corriente.
Leticia Hidalgo, madre de Roy Rivera, desaparecido en enero del 2011 e integrante del colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos (Fundenl), cuestionó la baja en los recursos.
“Es muy indignante que tenga esta postura el Estado”, reclamó Hidalgo.
“Con esto están volviéndolos a desaparecer, al no querer invertir en la búsqueda”, agregó.
“Como no son sus hijos, no invierten, ha sido un Gobierno indolente e indiferente”.
De acuerdo con datos de la agrupación Fundenl, hay 4 mil 572 personas desaparecidas en la entidad entre el 2006 y el 2018, de las que un 63 por ciento siguen sin ser localizadas.