Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) inició el despido de cientos de policías, peritos y agentes del Ministerio Público a quienes de manera sorpresiva notificó que a partir del 1 de enero su plaza ya no existirá por ajustes presupuestales y por la reestructura que tendrá la institución.
Para justificar los despidos, la FGR emitió lineamientos en los que establece que el personal que pertenecía a la extinta Procuraduría General de la República y no transite al nuevo servicio profesional de carrera será liquidado.
Hasta anoche, la FGR no había emitido su versión sobre los despidos; sin embargo, de acuerdo con abogados y personal consultados, podrían ser más de mil las personas separadas de su cargo.
Las notificaciones, que se hicieron por medio de un oficio, comenzaron a entregarse desde el martes en las oficinas centrales y en las delegaciones que la institución tiene en las 32 entidades.
«Le informo que se da por terminada su relación administrativa con la hoy Fiscalía General de la República, con efectos legales a partir del 1 de enero de 2022», indica uno de los oficios firmado por David Zepeda Jones, coordinador general de Servicios Periciales.
«Razón por la cual se solicita que de manera inmediata realice la entrega de los asuntos que tenga a su cargo, así como los recursos materiales, financieros y tecnológicos que, en su caso, se le hayan asignado con motivo de sus funciones al área administrativa que se lo requiera».
Rodolfo Martínez, de Trusan y Roma Abogados, refirió que a su despacho se han acercado alrededor de 300 despedidos que laboraban en la Coordinación General de Servicios Periciales, en la SEIDO, en el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) y en Policía Federal Ministerial.
«Estamos ante un acto administrativo (los despidos) que está fuera de toda legalidad, será ante los jueces de distrito ante quienes se promueva una demanda de juicio de amparo para dejar sin validez los oficios de notificación», señaló.
En los oficios, que fueron notificados personalmente, se establece que los despidos obedecen a que las plazas serán suprimidas debido a la reestructuración en la institución.
«Le notifico que la plaza que ocupa será suprimida por razones presupuestales, dado el nuevo modelo al que se transita y afecto de conformar la nueva estructura de la Fiscalía General de la República», indica uno de los documentos suscrito por Manuel de Jesús Gómez Rojas, director general de Mandamientos Ministeriales y Judiciales.
Sin embargo, en algunos casos se está ofreciendo al personal continuar con su trabajo si acepta una reducción salarial, un cambio de actividades o bien firmar contratos cada tres meses.

¡Participa con tu opinión!