Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Banco de México (Banxico) recortó su expectativa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.8 a 2.4 por ciento para este año, ante una «prolongación de la debilidad de la actividad económica».
En tanto, la proyección para 2025 se mantuvo sin cambio respecto al informe previo, al esperarse una desaceleración a 1.5 por ciento, aunque por ahora, se descarta una recesión.
«La debilidad de la actividad económica nacional exhibida en el último trimestre de 2023 se extendió al primer trimestre de 2024», señaló Banxico en su Informe Trimestral Enero-Marzo 2024.
«Ante la prolongación de la debilidad de la actividad económica (…), el crecimiento del PIB en el primer trimestre del año fue menor al previsto. Derivado de lo anterior, la previsión puntual para el PIB de 2024 se revisa de 2.8 por ciento en el Informe previo a 2.4 por ciento en el actual».
Victoria Rodríguez, Gobernadora de Banxico, recordó que en 2023 se observó que la que actividad económica creció a un ritmo importante, pero en último trimestre tuvo una desaceleración que se extendió al primer trimestre de este año.
Para 2024, el banco central mantiene la expectativa de un mayor impulso económico, aunque con un crecimiento más moderado, como ha sucedido en otros años electorales.
«Así, se espera que la actividad productiva retome un ritmo de crecimiento más dinámico en el resto del año, si bien el crecimiento de la segunda mitad del año sería más moderado que el del segundo trimestre, de acuerdo con la evolución observada en años electorales previos», precisó en el informe.
Sin embargo, Banxico aclaró que existe una elevada incertidumbre sobre la magnitud de los posibles efectos del gasto público en el desempeño de la economía en general.