Cada vez que hay cambios en los cargos públicos renace la esperanza de que los recién designados sean mejores y sepan comprender y atender al ciudadano de a pie, que reflexionen que el sillón que ocuparán es prestado, por lo que deben aprovechar al máximo su paso por el lugar para dejar un buen recuerdo.

Una vez que se despejó la incógnita de quiénes serán parte del Congreso y de los once cabildos, tienen justamente cuatro meses para reflexionar sobre el papel que desempeñarán, de hacer un programa de trabajo que vaya de acuerdo con lo que prometieron en campaña. Son múltiples las exigencias de la sociedad que deben jerarquizar y llegado el momento contribuir a su solución. Lo menos que pueden hacer es dar una respuesta puntual a cada demanda y lo que no esté en sus manos resolver hay que decirlo, porque lo que más agravia es el silencio o las evasivas, por consiguiente tienen que orientar su labor a ser verdaderos representes populares.

De entrada tienen 60 propuestas que presentó a finales de mayo la Alianza Universitaria por México y en las que, básicamente, sobresale la atención (y exigencia) que merecen los jóvenes de Aguascalientes de los diputados y regidores. El representante en la entidad de esta agrupación nacional, Alejandro Medina, mencionó que las propuestas son de varios ámbitos, entre ellos el económico, laboral, medio ambiente, comunicación y transporte, temas que tienen que ver con la vida diaria de este sector poblacional tan importante.

De manera particular esperan que se atienda el problema de los suicidios, que sigue cobrando víctimas, principalmente entre jóvenes y adolescentes, también que los policías tengan una mejor preparación académica y se mejore su formación para que sepan tratar a los habitantes en general. Asimismo, que los alcaldes y diputados durante el ejercicio de su encargo tengan una presencia continua con los pobladores.

Concluido el reparto de puestos para el Parlamento y los ayuntamientos, la Alianza Universitaria buscará un nuevo acercamiento con los electos para que tengan presente en su programa de trabajo los planteamientos que hacen, y cuando ya estén en funciones seguirán insistiendo sobre el particular.

Por su parte, las Mujeres Empresarias de Aguascalientes, a través de su dirigente Elvia Jaime García, expresaron que tienen varios asuntos que esperan sean solventados por las próximas autoridades legislativas y municipales, fundamentalmente que se trabaje en la reactivación económica, que incluyan a mujeres en la toma de decisiones, que contribuyan a la recomposición del tejido social y mejoren la seguridad pública, además que combatan con energía la corrupción, las deficiencias en los servicios públicos y la violencia intrafamiliar y que los apoyos dejen de ser para unos cuantos.

Como se puede apreciar, en ambos casos bosquejan algo que no está fuera de lo normal, sino lo que se vive a diario y que desde el Municipio y el Congreso deben resolver, lo cual será posible en la medida que exista voluntad de cada uno de los legisladores y ediles y una participación determinante de la población, con lo que Aguascalientes tendrá un porvenir mejor para todos sus habitantes.

Sólo falta saber si los aludidos se dan por enterados y que de ser así pueden ser el ejemplo a seguir de las legislaturas y ayuntamientos que los sustituyan.

GRATITUD

Apreciar lo que hacen varias personas y organismos particulares en bien de la sociedad no es un punto fino de la sociedad, por lo que pasa largo tiempo para que se haga un reconocimiento, cuando lo justo es hacerlo periódicamente ya que su labor es desinteresada y en ocasiones es en condiciones adversas, lo que lejos de hacerlos retroceder significa un acicate para superar esos momentos y seguir adelante con su labor.

En lo anterior se enmarca el Banco de Ojos y Tejidos de Aguascalientes, que por espacio de 30 años ha estado al servicio de los que no podrían pagar las operaciones quirúrgicas, los trasplantes y las vitrectomías y han encontrado ahí una nueva oportunidad para desarrollar su vida en mejores condiciones.

El impulsor de esta labor es el ingeniero Ricardo Magdaleno Rodríguez, que se muestra complacido por los 30 años que tiene el Banco de Ojos y Tejidos, en el que además de contribuir a elevar las condiciones de vida de los pacientes, ha logrado fomentar una cultura de donación de órganos, participación decidida de la sociedad sin la cual sería muy difícil alcanzar las metas que se ha propuesto.

Como parte de las celebraciones se han hecho reconocimientos a destacados médicos: el Banco de Ojos y Tejidos llevará el nombre del Dr. Héctor Randolph Rodríguez; el Banco de Hueso, el del Dr. Juan José de Alba Martín; y el Banco de Sangre, el del Dr. Luis Gerardo Hernández Ayala.

Los benefactores también recibieron un reconocimiento, fue el caso del Club Rotario de Burnet y de Weslaco, Texas, lo mismo que los fundadores de la institución, como son los médicos Arturo Pacheco, Juan Luis Díaz Rubio y John Sánchez Piedrahita, al tesorero Mario Esparza Velasco y el notario público Juan José León Rubio, así como el propio ingeniero Javier Ricardo Magdaleno.

Al gobernador Martín Orozco y a su esposa Yolanda Ramírez les fue reconocido su apoyo, lo que permitió ampliar la cobertura, lo mismo que al ex gobernador Felipe González, quien dispuso que por tres años los ingresos que reunían la candidatas a reina de la Feria Nacional de San Marcos se destinaran al Banco de Ojos, con lo que se logró la construcción del actual edificio, además que en su momento el Municipio donó el terreno.

DIFÍCIL QUE SE HAGA

Al restablecerse parte de las actividades en la entidad, se ha pedido que se lleve a cabo el Quincenario y la Romería de la Asunción, sin embargo es complicado hacerlo en tan poco tiempo, por lo que sólo habrá algunos actos el 15 de agosto para festejar a la Patrona espiritual de la Diócesis de Aguascalientes.

Diversos sectores han planteado esa posibilidad, ya que al hacerlo dinamizaría las actividades comerciales y turísticas, que han sido muy castigadas durante más de un año por motivo de la pandemia.

En la Mitra se mantiene la cancelación por segundo año consecutivo, como parte de las medidas dictadas por las autoridades sanitarias, ya que aún cuando a estas alturas han decrecido los contagios, de cualquier manera existe el temor que si hay aglomeraciones podría provocar un rebrote con consecuencias aún mayores de las vividas. De llevarse a cabo sería arduo lograr que la gente guardara distancia y todos llevaran puesta la mascarilla, por lo que se prefiere dejar para el año próximo la realización de los festejos patronales.

Lo que se hace es organizar misas que serán transmitidas en redes sociales, evitándose las peregrinaciones. Es un programa parecido al de 2020, que se pueda seguir con todos los cuidados y así evitar que se arriesgue la salud y la vida de los fieles y de la población en general.

Por su parte, comerciantes de calles que confluyen en la Catedral meditan que sí es posible llevar a cabo el Quincenario y la Romería, sólo habría que tener cuidado con las personas que participen o acudan a ver su paso, para que respeten las medidas sanitarias, para ello podría haber grupos de voluntarios que vigilen el buen comportamiento, aunque reconocen que mes y medio para organizar todo es un tiempo muy reducido, pero aún esperan que pueda haber un cambio.

AUTÉNTICA VACILADA

Mientras que tianguis, mercados, bares, antros y otros lugares públicos lucen atiborrados, el Ayuntamiento de Aguascalientes sigue con la terquedad de limitar el ingreso a los panteones, sea para acompañar a un difunto o visitar las tumbas. Ha sido la tónica desde que comenzó la emergencia sanitaria y así continúa hasta la fecha, como si con ello se pudiera evitar el contagio, pero ha ido más allá, al anunciar que en ciertos días “especiales” podría cerrar los cementerios. Sin duda sube a alguien a un ladrillo y verás de lo que es capaz. Lo único positivo es que en cuatro meses habrá cambios en la administración y ojalá que llegue a la secretaría respectiva alguien con el suficiente criterio.