Durante 2020, la Dirección de Justicia Municipal Aguascalientes ingresó a 66 mil 838 personas que incurrieron en faltas administrativas, que es una cifra superior en dos mil infractores respecto a igual periodo del 2019, lo que significa que la pandemia no frenó el mal comportamiento de hombres y mujeres en la vía pública.

Carlos España Martínez, director de Justicia Municipal, detalló que en medio de la pandemia por el COVID-19, los meses con el mayor número de infractores fueron enero y octubre pasados, mientras que el periodo con la menor cifra fueron abril, mayo y junio, a causa de las restricciones para estar en la vía pública.

Sin embargo, el mes de diciembre estuvo muy movido, sin duda la población infractora ha estado incurriendo en el consumo de alcohol y droga, así como los disturbios en la vía pública como son los famosos grupos que causan molestia a los ciudadanos, los conocidos esquineros.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario capitalino señaló que de la población total de infractores de la ley del año 2020, 61 mil 632 fueron varones y 5 mil 206 fueron mujeres que llegaron a las celdas de la Direccion de Justicia de la Secretaria del Ayuntamiento.

En el año 2019, la población ingresada en esta Dirección sumaron 64 mil 820, es decir dos mil menos a lo registrado en el ejercicio inmediato anterior. La pandemia no frenó el consumo de bebidas embriagantes ni de drogas por parte de las personas infractoras.

Las faltas administrativas se dispararon a partir de los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre, ya que la gente comenzó a descuidarse y a moverse sin restricciones por las calles del municipio de Aguascalientes, a pesar de las recomendaciones de las autoridades sanitaria y municipal.

Cuando se ingresan a los detenidos, pasan por un arco sanitizante, tapetes sanitizantes, chequeo de temperatura, el uso de cubrebocas y de gel antibacterial, las celdas con capacidad de 25 personas, únicamente se metían a 15 detenidos. También se colocaron extractores de aire industriales para mejorar la ventilación natural, y lavaderos de manos en celdas.

Por último, mencionó que de la población infractora detenida, alrededor de 80 personas al ser revisados reportaron temperatura alta, motivo por el cual el personal médico de la Direccion de Justicia los canalizó a los centros de atención COVID para que fueran diagnosticados y fueron enteradas las familias para que tomaran sus previsiones.